24 de enero de 2014 / 08:40 p.m.

Monterrey.- La Policía Ministerial realiza las investigaciones para esclarecer el incidente en el que por lo menos dos sujetos armados irrumpieron en las oficinas de una importante vidriera, en el municipio de García. 

Durante los hechos, en los que se descartó la comisión de un robo, los desconocidos hirieron a un empleado con un rozón de bala en una oreja, mientras preguntaban dónde estaban los jefes.

Este caso tuvo lugar alrededor de las 16:00 horas del jueves en la compañía industrial Vitro, que se ubica en el kilómetro 9.5 de la carretera a García.

Informes policíacos precisaron que primeramente los delincuentes tocaron la puerta de la caseta de acceso.

En ese sitio amagaron, sometieron y amordazaron a un guardia, a quien, tras vendarlo de los ojos, lo subieron a una camioneta, al parecer una Ford Explorer color verde.

Enseguida los desconocidos se dirigieron a las oficinas, donde amenazaron con armas de fuego corta a varios empleados, luego de bajar a quien llevaban maniatado.

En repetidas ocasiones uno de los sujetos les preguntó a los trabajadores dónde estaban sus jefes, pero no obtuvieron respuesta.

Durante la irrupción, uno de los hombres realizó un disparo e hirió en sedal en una oreja al empleado Héctor Mario García Reyes, de 53 años de edad.

Sin dejar de cuestionar sobre la ubicación de los "jefes" de la compañía, los delincuentes, según trascendió, en ningún momento hurgaron dentro del inmueble.

Tampoco se apoderaron de efectivo u objeto alguno, por lo que se descartó el asalto como móvil de este caso.

Un trabajador observó que los agresores se retiraron en la referida camioneta Explorer verde, sin que se supiera y los esperaba otro u otros cómplices.

Instantes después el oficinista lesionado fue trasladado en una ambulancia al hospital de Zona número 21 del IMSS, en el centro de Monterrey, debido a que presentaba una herida de aproximadamente tres centímetros.

La lesión fue considerada como de "no y menos", es decir, que no pone en peligro la vida y tarda menos de 15 días en sanar.

Mientras tanto, a la empresa afectada se trasladaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes dialogaron con los testigos.

Por su parte, peritos de la Procuraduría de Justicia recabaron algunas evidencias, entre estas un casquillo percutido calibre .22.

Debido a la forma en que operaron los sujetos, las autoridades presumen que ellos planeaban privar de la libertad a algún mando de la empresa.

Por ahora la Policía espera que el área de seguridad de la fábrica entregue algunos videos que fueron captados por las cámaras de circuito cerrado.

Lo anterior con el fin de establecer las características físicas o la identidad de que quienes llevaron a cabo el acto delictivo.

La tarde del viernes y a 24 horas del incidente, no se observó un incremento en torno a la vigilancia en el inmueble.

Agustín Martínez