ERIK SOLHEIM ROCHA
25 de septiembre de 2016 / 02:38 p.m.

MONTERREY.- A través de un comunicado, el Gobierno del Estado l condenó las conductas inadecuadas por parte de elementos de la Fuerza Civil y aseguraron aplicaran todo el peso de la ley.

Tras los hechos registrados en la colonia Terminal, en el municipio de Monterrey, donde tres policías estatales en presunto estado de ebriedad se atrincheraron al interior de un domicilio y realizaron detonaciones de arma al aire, la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado inició una investigación de oficio contra los uniformados a efecto de deslindar responsabilidades.

“Desde que se tuvo conocimiento de los hechos, personal adscrito a la Secretaría acudió en apoyo y fue su intervención la que permitió la detención de los involucrados, para de inmediato ser entregados a la Policía de Monterrey, y en su carácter de primer respondiente, diera el cauce correspondiente apegado a derecho.

“La Dirección de Asuntos Internos de esta dependencia inició una investigación de oficio contra los elementos que participaron en estos hechos, con el fin de deslindar responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes”, se lee en el texto.

“La Secretaría de Seguridad Pública reitera que mantendrá invariablemente su cooperación con todas las autoridades del Estado, para que en el marco de sus respectivas competencias, procedan conforme a derecho contra aquellos servidores públicos que asuman conductas al margen de la ley, y este incidente no será la excepción”, concluye el documento.