21 de marzo de 2014 / 10:58 p.m.

Monterrey.- El alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe Telles, señaló que, tras la denuncia de padres de familia porque a sus hijos les prestaron metralletas unos policías de su municipio para tomarse fotos, habrá una investigación a fondo y, si es posible, el despido o renuncia del Secretario de Seguridad Pública.

Aseguró que fueron ocho policías en dos patrullas los que invadieron el municipio de Santiago, Nuevo León, ya que no conocen la zona porque no son originarios de Cadereyta, entraron a la secundaria 61 y prestaron sus armas largas.

Comentó que cayeron en tres errores: invadir otro municipio, entrar armados a la escuela y el peor fue tomarse fotos los alumnos con la metralleta y ellos mismos.

"Cualquier policía, la cabeza de la seguridad o mando medio, tendrá que pedir su renuncia, no toleraré que se cometan este tipo de errores en mi municipio, ellos habían acudido a un llamado de auxilio sin saber que ahí ya no era Cadereyta sino Santiago", explicó.

Hasta el momento no se sabe la sanción que recibirá Nelly Fuentes Soriano, de Desarrollo Social, que fue quien llevó a los preventivos a una supuesta plática a la secundaria "Sergio Montalvo Garza", pero la realidad era recuperar entre los alumnos un celular que perdió su hija.

"Pido una disculpa a la comunidad, al sector escolar por el error que cometieron los policías, es algo que no debe suceder, a mí me gusta enfrentar los problemas, agarrar ‘al toro por los cuernos’ y enfrentar los errores", apuntó el munícipe.

El edil de Cadereyta mencionó que esto va contra sus acciones en los eventos que realiza en las colonias, donde aleja a los policías que traigan armas largas, sobre todo si hay niños.

Iram Oviedo