FRANCISCO ZÚÑIGA 
7 de marzo de 2014 / 10:34 p.m.

Jorge Domene Zambrano aseveró que mantendrán los operativos y la vigilancia en todo el estado, mientras por otra parte, la Procuraduría continúa con las investigaciones de esos casos.

Monterrey.- El Gobierno estatal hizo una invitación a la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes para que se acerque a la Secretaría de Seguridad a fin de revisar que documentación es la que les falta a sus policías, y ponerse en orden, pues una cosa es que cumpla con los requisitos de la Plataforma México, y otra muy distinta con lo que marca la Ley Estatal de Seguridad, que definen normativas distintas.

Aunque reconoció que ese trámite debe ser una obligación del municipio, Jorge Domene Zambrano, Jefe de la Oficina del Gobernador, prefirió que sea una invitación a la munícipe, para llegar a un acuerdo benéfico para la ciudad, en el caso de los policías sin certificación estatal.

"Hay que ver las diferencia que hay contra lo que la ley marca, porque una cosa es que estén en Plataforma México, porque si no, no pueden ni siquiera portar un uniforme, pero otra muy diferente es que se estén cumpliendo todos los requisitos que marca la ley, como son la ley de carrera policial, donde deben tener su curso inicial y luego ir progresando".

Para ser dados de alta en el sistema nacional se requiere que el elemento que forma parte de una corporación tenga un curso policial, exámenes de confianza, y porte de armas, entre otras cosas, pero la ley del estado, exige una certificación que garantice que cursó una carrera con ciertas materias del ámbito policial, y que sólo da el estado.

Si la alcaldesa Margarita Arellanes dice que sus elementos están certificados, es cuestión de empatar documentación con la que tiene la Secretaría de Seguridad del Estado.

"Se le está invitando a la alcaldesa para que acuda con el Secretario (de Seguridad, Salvador) Flores Gómez, para poder en su momento ver cuales pueden ser estas diferencias que ella mención, y poder finalmente lograr que estén conforme a lo que marca la ley, en el registro, la  certificación, y el porte de armas de los policías, ojalá y acuda a esta invitación que se le está haciendo". 

Es preocupante, porque sólo 273 elementos de mil registrados están certificados. Se supone que 500 podrían ser policías que se mantuvieron en la corporación durante la depuración. Además, se tienen identificados a 514 empleados administrativos y 273 oficiales de Tránsito.

Estos últimos no tienen que pasar por esos trámites, pero los otros mil sí, porque son operativos, y apenas la cuarta parte lo ha hecho, según los registros que tiene el estado.

"Las pruebas de control, de confianza, exámenes psicométricos y cuando se conjunta todo lo que marca la ley, puedan acceder a los trámites de licencia oficial colectiva, que es el último paso para que se aplique el certificado para portar armas".

Por otra parte, el también vocero de seguridad mencionó que en los últimos días se ha incrementado el número de homicidios, y en general, la mayoría está relacionado con el tráfico de droga o el narcomenudeo.

Domene Zambrano aseveró que mantendrán los operativos y la vigilancia en todo el estado, mientras por otra parte, la Procuraduría continúa con las investigaciones de esos casos.