26 de septiembre de 2014 / 12:53 p.m.

San Pedro.- Preocupados por el grave problema de la corrupción, el sector privado a través de Coparmex presentarán antes de que concluya este año una iniciativa de Ley Anticorrupción para el estado de Nuevo León, siendo ésta la primera en su tipo en todo el país.

Javier Navarro Velasco, abogado de la firma Baker & McKenzie, despacho de abogados que fue elegida para elaborarla, explicó que ésta es un proyecto de ley que establece normas y condiciones para erradicar la corrupción en el estado.

La propuesta de ley ya está concluida y será presentada al Congreso como una iniciativa ciudadana.

"Partimos de cero con la idea de crear una carta a Santa Clós con todo lo que creemos que puede venir a beneficiar y erradicar a la corrupción. Participamos cuatro abogados, nos llevó 14 meses elaborar el proyecto de Ley", agregó el abogado.

El también consejero y presidente de la comisión anticorrupción de Coparmex, mencionó que la idea es reformar la Constitución del Estado de Nuevo León, modificar algunas leyes orgánicas, revisar el Código Penal del estado y la Ley de Responsabilidades de Funcionarios Públicos.

El proyecto plantea crear un organismo autónomo e independiente a partidos políticos y al gobierno, éste sería un órgano ciudadano nombrado por una comisión encabezada por rectores de las universidades, organismos de la sociedad civil y cámaras empresariales.

La comisión, dijo, sería la encargada de designar al Ombudsman en materia de corrupción en el estado.

Asimismo, se contempla crear una Fiscalía para desahogar todos los casos de corrupción; esta Fiscalía estaría adscrita a este organismo con una independencia con el Procurador, el nombramiento y la remoción de ese fiscal así como el sueldo y sus funciones estarían a cargo del organismo autónomo que se crearía.

"Creemos que con esto estaríamos blindando de actos de corrupción a que este organismo, que a través de la participación ciudadana tendría absoluta autonomía", subrayó el abogado.

Navarro, mencionó que para la realización del proyecto de ley partieron de cero, aclaró que no está basada en ningún modelo internacional, la idea inicial fue establecer los cimientos de una ley que pueda funcionar en el entorno local y coadyuvar a frenar los actos ilícitos, los "moches" y todo acto de corrupción en la sociedad nuevoleonesa.

El organismo sería autónomo económicamente, que cuente con su propio nombre, organización y patrimonio, éste se formaría lógicamente con un porcentaje del presupuesto del estado.