16 de marzo de 2014 / 10:21 p.m.

Monterrey.- Los hombres de acero invadieron la ciudad de Monterrey, que por 10 horas se convirtió en escenario de una competencia de alto nivel.

En el maratón Ironman 70.3 todos colaboraron. Los agentes viales cerraron los accesos a los carriles exprés de Constitución y Morones Prieto. Policías de Fuerza Civil se desplegaron en el circuito que comprendió el par vial desde Gonzalitos hasta el puente Azteca, en las entrecalles, puentes y avenidas se les observó atentos. La ciudadanía aportó paciencia ante las modificaciones a la vialidad.

El triatlón comenzó a las 7:00 horas este domingo en el Paseo Santa Lucía, aunque el viento provocó que el agua se ensuciara, los nadadores lo cruzaron de punta a punta. Algunos automovilistas aprovecharon como palcos los puentes vehiculares.

Posteriormente el par vial fue la superficie para que rodaran las bicicletas profesionales y otras no tanto. También fue donde se registraron varios incidentes menores atendidos por los cuerpos de auxilio. 

La última prueba fue la carrera al interior del parque Fundidora. La expectativa era el clima, pues Monterrey y sus drásticos cambios eran un reto para los participantes quienes al final agradecieron el aire fresco. Cabe señalar este evento de talla internacional siempre se realiza en sedes con playa.

Las cifras oficiales indican que participaron alrededor de 2 mil 400 atletas y en este fin de semana se obtuvo una derrama económica de 50 millones de pesos.

SANDRA GONZÁLEZ