SANDRA GONZÁLEZ 
6 de octubre de 2015 / 11:17 a.m.

Monterrey.- La realidad de los jóvenes profesionistas en el país es la de pocas oportunidades de empleo. En México la población económicamente activa son más de 52 millones de personas, de estos muy pocos tienen un grado profesional.

De acuerdo con el INEGI, de estos solo 7.6 millones de personas- es decir, el 15.1 por ciento- son profesionistas. La mayoría corresponde a carreras Económico Administrativas, Ingenierías y Educación.

Cabe señalar que no todos se ocupan en lo que estudiaron, de acuerdo a las cifras oficiales.

Los egresados de una carrera profesional rompen con sus sueños de poder, ya que ocho de cada diez son trabajadores subordinados y remunerados, el 6.2 por ciento son empleadores y tan sólo uno de cada 10 trabajan por cuenta propia.

DISTRIBUCIÓN DEL CAMPO LABORAL EN MÉXICO

67.7 por ciento opera como trabajador subordinado y remunerado, ocupando una plaza o puesto de trabajo. 

22.7 por ciento trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados. 

5.3 por ciento
se desempeña en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria
4.3 por ciento son patrones o empleadores.

LA OPINIÓN DE LOS JÓVENES

El ingreso promedio mensual de los profesionistas ocupados del país es de $10 mil 516 pesos. 

Pero, enfoquémonos en los jóvenes tan sólo el 6 por ciento de los profesionistas ocupados se encuentran dentro del grupo de 20 a 24 años de edad.

¿Qué dicen los jóvenes al respecto?
Los estudiantes tienen la convicción de que el esfuerzo dará resultados. Por ello, algunos buscan adquirir práctica durante la carrera.

Sin embargo, gran parte de los estudiantes opta por tomar un trabajo que no está relacionado con su carrera para costear sus estudios.