REDACCIÓN
3 de agosto de 2016 / 10:14 p.m.

MONTERREY.- La Subprocuraduría Especializada en el Combate a la Corrupción pidió al Poder Judicial programe otra audiencia de imputación y citó para el martes 9 de Agosto de nueva cuenta al ex gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, para imputarlo por los delitos en los que aseguran, incurrió por el caso Kia.

Fue ayer en la tarde, cuando los fiscales de dicha subprocuraduría presentaron el escrito en el área de Gestión Judicial del Palacio de Justicia de Monterrey.

Además del ex mandatario estatal, los agentes del Ministerio Público pidieron que también se llame a comparecer a Celina Edith Villarreal Cárdenas, quien se desempeñó como Coordinadora de Inversión Extranjera y Secretaria de Desarrollo Económico.

Los servidores públicos hicieron la petición de la nueva cita para el ex gobernador a unas 30 horas de que el juez segundo de distrito le negara la suspensión definitiva de amparo con la que consiguió evadir la presentación en la primera audiencia que se le había programado para el pasado 28 de julio.

De acuerdo a la carpeta judicial que integra la Subprocuraduría Anticorrupción en la "Operación Tornado", Medina de la Cruz y 11 de sus ex colaboradores incurrieron en delitos patrimoniales, ejercicio indebido de funciones públicas y peculado, por un supuesto desvío de 3 mil 683 millones 504 mil 688 pesos, que cometieron al autorizar el proyecto de la empresa Kia.

La acusación que los funcionarios del combate a la corrupción pretenden hacer al ex mandatario estatal y a Celina Edith Villarreal, presuntamente, está en los mismos términos de la que actualmente enfrenta el ex tesorero Rodolfo Gómez Acosta, quien desde el pasado 26 de julio quedó vinculado por el caso.