REDACCIÓN
12 de agosto de 2016 / 07:15 p.m.

MONTERREY.- El próximo 15 de agosto, el juez segundo de distrito en materia penal definirá si concede o no la suspensión definitiva de amparo que protege al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz contra las medidas cautelares que le podrían aplicar a petición de la Subprocuraduría Especializada en el Combate a la Corrupción.

La audiencia incidental definitiva está programada para las 09:06 horas del lunes y ese día la defensa del ex mandatario estatal, así como los agentes del Ministerio Público de dicha Subprocuraduría, deben presentar los alegatos correspondientes, antes de que el juzgador federal emita una resolución definitiva.

Cabe mencionar que con la suspensión provisional de ese juicio de garantías registrado con el número 454/2016, la defensa del ex mandatario estatal evitó que le impusieran medidas cautelares el pasado 9 de agosto, cuando acudió a la audiencia de imputación, en la que sólo quedó vinculado por el delito de ejercicio indebido de funciones públicas.

Antes de concluir esa diligencia que se prolongó por 14 horas, la Subprocuraduría Anticorrupción trató de que el juez de control Jaime Garza Castañeda le aplicara las medidas cautelares de no salir del país y de presentarse a dejar su registro con regularidad.

Sin embargo, después de escuchar la intención de los representantes sociales, el juzgador rechazó la petición y no abrió debate con el argumento de que Medina de la Cruz contaba con la protección de dicha suspensión de amparo, la cual se resuelve hasta el lunes.

Trascendió que pese a estar enterados de la existencia de ese juicio de garantías, el personal de la Subprocuraduría que dirige Ernesto Canales solicitó el apoyo de por lo menos tres decenas de elementos de la Agencia Estatal, varios de los cuales permanecieron afuera de la sala número uno de audiencias, porque presuntamente habían contemplado la posibilidad de lograr que Rodrigo Medina de la Cruz quedara sujeto a la prisión preventiva, como medida cautelar.

Sin embargo, las intenciones quedaron sólo en eso, por la resolución emitida por el juzgador que inició el juicio contra el ex gobernador.