1 de diciembre de 2014 / 03:28 a.m.

MONTERREY.- El humor y el ingenio de la cultura mexicana también se representa en los juguetes tradicionales y artesanales, como el yoyo, el trompo, el balero, el atrapa, novios y las marionetas.

Aunque pasan las generaciones y poco a poco quedan rezagados estos juguetes, la sencillez y colorido que los caracteriza siempre llaman la atención de nuevas generaciones.

Además de no necesitar pilas para funcionar y dar alegría a pequeños, estos son hechos en México, por manos de artesanos que trabajan la madera principalmente.

El porqué comprar esos juguetes, lo explica Eduardo Monsiváis, quien cada año, monta su puesto de venta dulces regionales y artesanías frente a la Basílica de Guadalupe.

"Son mexicanos, son tradicionales son hechos aquí en México, como estos que son de Michoacán.

"Cada año los traemos desde allá, son tradicionales por las danzas, los matachines y todo eso; son muy económicos, varían hay desde 30 a 50 pesos", explicó el comerciante.

Además de motivar la imaginación de los niños, no contaminan al ambiente luego que no necesitan pilas para funcionar.

Los tradicionales baleros, yoyos, los caballitos y las flautas podrían ser buenas opciones para regalar esta Navidad.

Aunque el balero parece sencillo, aprender a jugarlo requiere destreza y concentración.

También existen varios tipos de jugadas como la simple, la doble, la vertical,  la puñalada, la porteña, entre otras.

Lo mismo ocurre con el yoyo o el trompo, son sencillos en apariencia, pero no cualquiera es experto en jugarlos.

FOTO Y TEXTO: GUADALUPE SÁNCHEZ