ORLANDO MALDONADO
4 de abril de 2016 / 06:23 a.m.

Monterrey.- Al asegurar que no es cura, ni es pastor, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón justificó todos los casos polémicos que se han dado en los primeros seis meses de su administración, esto al resaltar que a todos los funcionarios de primer nivel se les pidió una Carta de No Antecedentes Penales y no se encontró irregularidades a nadie.

Tras los casos más sonados como lo son el dobleteo de sueldos de servidores públicos, el Cobijagate, el fichaje del procurador en Estados Unidos, la reciente denuncia que enfrenta el subprocurador Ernesto Canales por presunto fraude de seis millones de dólares, las 49 muertes del penal del Topo Chico y los cobros de moche por parte de inspectores de Salud, el mandatario estatal respondió que "todos tienen de repente errores en la vida".

Al ser cuestionado sobre si ya tienen un plan para evitar que se den más casos polémicos, Rodríguez Calderón contestó que los únicos que polemizan son los medios y la ciudadanía no lee las notas periodísticas.

"Como Gobernador tengo que tenerle confianza a quienes están aquí conmigo, cuando cometan (alguna irregularidad) y tengan algún conflicto con la ley, entonces les retiraremos la función.

"Todos de repente tenemos errores en nuestra vida pero no puedes continuar con los errores de la vida.

"Todos presentaron Carta de No Antecedentes Penales y eso para mí es suficiente, eso es lo que la Ley me dice que yo debo pedirle a una persona, cosas de su vida personal ni soy cura ni soy pastor, es algo que cada quien en su conciencia tiene y eso es algo que yo respeto", dijo el gobernador.

El titular del Ejecutivo Estatal admitió que después de todos los casos polémicos presentados, algunos funcionarios ya le han "platicado algunas cosillas", lo cual consideró que mientras no violenten la ley tendrán su respaldo y aprecio para seguir con sus funciones al frente de la administración.

"Yo les he pedido a todos ellos que tengan (la confianza) a algo que quieran decirme y me lo digan, muchos me han platicado algunas cosillas y es obvio que yo, mientras no sea violar la ley, tienen mi respaldo y mi aprecio para poder trabajar en esto", expresó.