LUIS GARCÍA
25 de julio de 2017 / 09:35 p.m.

MONTERREY.- Al advertir que el financiamiento no es malo e incluso es necesario para garantizar la inversión, la Secretaría de Finanzas y Tesorería del Estado, pidió no satanizar la deuda de Nuevo León, que de acuerdo a un estudio de la Cámara de Diputados, se elevó 4.4 por ciento del primer trimestre del 2016 al mismo período del presente año.

En entrevista para Telediario, Carlos Garza Ibarra, titular de la dependencia, justificó los pasivos que permitieron ese incremento, al señalar que es una consecuencia del crédito solicitado por el Instituto de Control Vehicular como parte del techo financiero autorizado por el Congreso local.

Y pese a que la entidad ocupa el segundo lugar nacional en la cantidad de pasivos, solo por debajo de la Ciudad de México, Garza Ibarra sostuvo que no es un tema que les asuste.

"No nos asusta porque creemos que vamos en la ruta correcta y los entes que evalúan, fiscalizan y definen los marcos de referencia en los que debe estar un Estado, nos están dando la razón de que vamos en la ruta correcta", dijo.

Para este año, el Congreso local estableció un techo financiero de 4 mil 434 millones de pesos, para Nuevo León. Este recurso se destinará de la siguiente manera:

Obra Pública: mil 554 millones 799 mil pesos.
Seguridad: mil 176 millones 929 mil 919 pesos.
Municipios: mil 161 millones 080 mil pesos.
Organismos: 363 millones 783 mil 290 pesos.
Poderes: 127 millones 999 mil pesos.
Otras: 49 millones 993 mil 574 pesos.

Garza Ibarra indicó que en el pasado la deuda se utilizaba para reducir la brecha entre los ingresos y egresos del Estado, operación que ya no es posible gracias a la Ley de Disciplina Financiera.


dat