10 de enero de 2014 / 02:28 a.m.

 

Monterrey.- Para los empresarios del ramo, el transporte urbano de Monterrey tiene tarifas justas porque es el mejor de todo el país, además de que aclararon que no son ellos los que fijan las tarifas ni aumentan el costo del combustible.

Al ofrecer su colaboración a los alcaldes para las labores de vigilancia que anunciaron el pasado miércoles, solo pidieron que haya coordinación y les recordaron que las unidades estarán en buen estado mientras las calles tengan un pavimento también en buen estado y los conminaron a trabajar en esto.

"El problema del transporte es un problema muy complejo, es mucho muy complejo, y pensando que coordinados todos los niveles es un problema, ahora, cada quien por su lado, creemos que pueda ser peor", puntualizó Hernán Martínez Garza, presidente de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León A.C.

Advirtió que ellos han cumplido su parte, pues invirtieron mil 200 millones de pesos en renovar el parque vehícular a partir del 2006.

Sobre el anuncio de los alcaldes panistas, de hacer el trabajo de decomisar unidades en mal estado, que venía haciendo sólo el Estado a través de la Agencia Estatal del Transporte, reconoció que los municipios tienen facultades para ello.

"Un factor crítico en la calidad del servicio consiste en la durabilidad y mantenimiento de las unidades, lo cual, en primera instancia, depende del estado de las vías públicas y aplaudimos su preocupación por tan importante asunto", declaró Martínez Garza.

Los transportistas manifestaron que los municipios pueden ayudar mucho si a través de los departamentos de Tránsito se trabaja para darle agilidad y fluidez al tráfico, lo que redundaría en menos tiempos de traslado y mayor seguridad de viaje para los usuarios.

"Con beneplácito recibimos el que se cumpla la participación de la autoridades municipales en la regulación del servicio, habida cuenta de que la ley del ramo les reconoce tal carácter, por lo cual invitamos a las autoridades involucradas a que se firmen convenios respectivos para determinar roles, objetivos y límites de responsabilidad en tan importante encomienda", agregó

Por su parte, Carlos Chavarria, miembro del Consejo de la Asociación, planteó que los costos de las tarifas están justificadas, pues otras ciudades tienen un transporte barato, porque no tiene la calidad del transporte regiomontano.

Mostró fotografías de unidades que circulan en ciudades como Tijuana, Distrito Federal, Ciudad Juárez, en condiciones mucho más deterioradas que las de Nuevo León, donde se renuevan cierta cantidad cada año para lograr que todas tengan un máximo de diez años de antigüedad.

Los empresarios manifestaron que seguirán invirtiendo y este año introducirán 700 nuevas unidades para sustituir a las que quedan con mayor antiguedad a la permitida.

Francisco Zúñiga Esquivel