MARILÚ OVIEDO Y EDUARDO MENDIETA
26 de mayo de 2016 / 02:05 p.m.

Monterrey.- A tres meses de la masacre en donde murieron 51 reos en el penal del Topo Chico, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón arrancó el programa 'Familias con futuro' al interior del centro de readaptación.

El Gobernador dijo que el objetivo es apoyar a las 9 mil familias de los presos que permanecen en los tres penales en Nuevo León.

El nuevo programa, cuya inversión es de alrededor de 10 millones de pesos, contempla apoyo psicológico, económico, educativo y de salud.

Rodríguez Calderón mencionó que acudió al penal a dejarles una reflexión a los internos, a decirles que existen segundas oportunidades y que como gobernador "necesita enderezar el barco".

Señaló que como parte del programa también se realizará un inventario para que los internos con delitos menores cumplan con condena bajo arresto domiciliario.

Ante 121 reos y sus familiares, el mandatario estatal puso en marcha este proyecto en compañía de funcionarios del secretario de Seguridad Pública, Cuauhtémoc Antúnez, así como representantes de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Agencia para la Atención Penitenciaria de Nuevo León.