24 de agosto de 2014 / 12:40 a.m.

Guadalupe.- Los vecinos de la colonia Adolfo Prieto en Guadalupe, se cubren la nariz y la boca porque no soportan los fétidos olores del agua que corre por el arroyo La Talaverna.

Aseguran que desde el miércoles se percibe un olor a "sangre podrida" y ninguna autoridad ha prestado atención a sus quejas.

La juez de Barrio que vive justo frente al arroyo, María del Refugio Martínez, señala a un rastro ubicado en Monterrey como el responsable de desechar esa agua nauseabunda.

"Ya nos sentimos enfermos con esto, es mucho para nosotros, ya estamos grandes y también hay bastantes niños.

"Huele a sangre podrida, es una sensación horrible, fea, asquerosa, los vecinos no estamos vomitando, ya no podemos comer a gusto", mencionó.

En ese sector la mitad del arroyo le corresponde al Municipio de San Nicolás y el otro lado a Guadalupe, pero el afluente de agua viene de Monterrey.

Los niños de esa colonia tienen una pequeña área de juegos que está justo a un lado del arroyo, pero, prefieren no acercarse, como si eso impidiera respirar el olor desagradable.

Una vecina identificada como Graciela Rivera, dijo que la enfermedad respiratoria de su nieto, según les informó el doctor se debe a algún tipo de virus que se encuentra en el aire que respira el menor.

"Llega el aroma muy mal, es muy molesto, mi nieto estuvo mal del estómago, no sabíamos que era, pero el doctor dice que es viral, que es algo que respira", declaró.

Los que viven en ese sector hicieron el llamado a los tres alcaldes involucrados para que atiendan su petición para el al agua contaminada que dicen los está enfermando.

FOTO: Guadalupe Sánchez

GUADALUPE SÁNCHEZ