MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de noviembre de 2017 / 09:44 p.m.

ESPECIAL.- Blanca Mendoza, hija de la mujer que resultó lesionada tras el derrumbe de 4 casas en el Fraccionamiento Antigua, declaró que su mamá no había sido notificada que la vivienda se presentaba en alto riesgo y debía ser desalojada.

Al momento del colapso, Estela Salazar, empleada doméstica de uno de los hogares derrumbados, se encontraba en la sala, mientras que el matrimonio se ubicaba en la escalera.

En entrevista para Telediario Nocturno, Blanca Mendoza aseguró que su madre se encuentra en estado de salud estable y que le realizarán una cirugía en el ojo, ya que presenta dos fracturas en el rostro.

Estela Salazar Gamboa se encuentra en el Hospital San Jorge, ubicado en el cruce de Ruperto Martínez y Serafín Peña, y sus servicios médicos están siendo cubiertos por Legosa, constructora responsable de las obras que causaron el derrumbe.

"Ellos no pensaban que fuera a caerse la casa. Mi mamá estaba trabajando y la familia estaba en sus ocupaciones cuando comenzaron a ver las paredes agrietadas.


"No les habían avisado (que debía ser desalojada), mi mamá estaba platicando que cuando iban de salida apenas les iban a avisar que desalojaran", mencionó la hija.

Hasta el momento la constructora no ha declarado si se seguirá haciendo cargo de los gastos médicos de Estela.


pjt