MARCELA PERALES 
20 de septiembre de 2016 / 09:36 a.m.

MONTERREY.- María Luisa Solache Delgadillo era la fiel confidente de su hermano José Luis, el menor que se quitó la vida en el municipio de Aramberri después de ser víctima de bullying en su escuela.

María
tiene 12 años y también sufre acoso escolar en el mismo plantel educativo que estudiaba su hermano.

La niña dijo que después de lo sucedido con su hermano ya no tiene miedo de contar lo que sucedía. Dijo que en su caso, era la maestra quien la humillaba ante el salón por el simple hecho de no tener dinero.

“Cuando pasó lo de mi hermano la semana pasada, estaban organizando un baile y yo le dije que si podía participar y me dijo, no tienes dinero ni para comprar el chaleco, no vas a poder rentar el vestuario" “Me hacía sentir mal porque a ella no le importaba si yo quería bailar", dijo la menor con la voz entrecortada.

Señaló que incluso la maestra la evidenció delante de sus compañeros de clase.

“Era humillación ante todo el grupo, hasta les decía, 'a ver, escuchen la explicación que le voy a dar a María Luisa, ella no tiene dinero para comprar el chaleco y no va a tener dinero para andar rentando el vestuario”.

El testimonio de María deja en claro que la Ley llamada "Antibullying" no se respeta en Nuevo León o al menos no ha tenido el alcance deseado porque los casos persisten y cada vez más graves. Sin embargo la Secretaría de Educación insiste en que las acciones se realizan pero que se trata de un trabajo en conjunto.

“Más que faltar yo creo que tenemos que conjuntar esfuerzos"

“No es de endurecerse las medidas de prevención, tenemos que ser más focalizados en las medidas de prevención, tenemos que ser más incluyentes, que la familia se acerque con nosotros, que sepan, que conozcan manejar también estas situaciones”, dijo Carlos González Moncada, Coordinador Estatal de Seguridad Escolar. La Ley para Prevenir, Atender y Erradicar el Acoso y la Violencia Escolar
del Estado de Nuevo León indica en su artículo primero establecer principios, criterios, mecanismos, procedimientos y programas para prevenir, atender y erradicar cualquier tipo de acoso y violencia escolar.

Además, en su artículo 12 obliga al Consejo Técnico elaborar un Plan General de Prevención, el cual deberá realizarse un mes antes del inicio del ciclo anual. Y a casi un mes del nuevo ciclo, aun no se realiza. “Independientemente, ahorita estamos en la reconformación del Consejo, más sin embargo, las actividades no se han dejado de realizar”

“Muchas veces se junta la baja autoestima, la baja tolerancia a la frustración, no saber canalizar las emociones y no saber cómo trabajar, reconocer primero las emociones y saber como asimilarlas, muchas veces trae consigo una serie de situaciones que se presentan y se crea una situación de riesgo, justificó el funcionario estatal.

El pasado nueve de septiembre se publicó en el Diario Oficial el Reglamento de Disciplina Escolar, el cual señala en su artículo 13 que alumno tiene derecho a ser tratado con amabilidad por las autoridades, directivos y docentes, independientemente de su edad, raza, credo, color de piel, género, identidad de género, religión, origen, etnia, estatus migratorio, idioma o lengua, preferencia sexual, condición física y emocional, discapacidad, posición económica o pensamiento político. Lo que no pasó con María.