VICTORIA FÉLIX
29 de mayo de 2017 / 05:58 p.m.

MONTERREY.- En caso de algún asalto o robo con violencia la victima podrá dañar, lastimar e incluso matar al delincuente y estará amparado por la ley debido a los cambios al Código Penal aprobados este lunes por el Pleno del Congreso local.

La reforma de ley impulsada por el legislador del PAN, Marcos Mendoza Vázquez, incluye una ampliación a la legítima defensa consagrada en el artículo 17 pues se agregó a su redacción que además de dañar, la víctima pueda "lesionar" o "privar de la vida" al agresor.

Lo anterior fue aprobado por las diversas bancadas con el fin de otorgar mayor certeza jurídica a los ciudadanos ante la ola de violencia en el estado.

"Se ha hecho un gran avance para que las leyes estén más del lado de los ciudadanos. ¿Qué pasa? los ciudadanos ante la ola de inseguridad, los secuestros, las ejecuciones, los robos a casa habitación, en muchas ocasiones sufren un daño psicológico e inclusive físico los miembros de la familia que viven dentro de la casa.

"Para los casos de que el padre de familia o el familiar se vio en la necesidad de defender a su familia por un intruso, este padre de familia pueda alegar después ante el juez que no se le acuse de homicidio, sino que se le vaya a la parte de la legítima defensa", indicó el legislador albiazul.

Mendoza Vázquez informó que la redacción de la ley se prestaba para lagunas legales y no otorgaba certeza jurídica a las víctimas ya que si el agresor resultaba lastimado podía alegar exceso de defensa legítima y salir impune.

Por otra parte, aclaró que se establecen candados para que en caso de que se prive de la vida al agresor se investigue el caso para determinar si efectivamente el occiso incurrió en actos violentos.

"Con esta ampliación creemos que le vamos a dar más certeza jurídica a aquellas personas que se vieron en la necesidad de defender a su familia. Ojo, en todo momento, en todo caso, habrá una investigación por parte del Ministerio Público y el juez tendrá que ver las pruebas", mencionó.

Por su parte el coordinador del PAN, Arturo Salinas, aplaudió los cambios a la ley y lo calificó como un avance que beneficiará a la mayoría de los ciudadanos.

"Creo que es un gran avance creo que esto va a ayudar en mucho a clarificar procesos que hay denuncias donde pareciera que las víctimas de un robo de un asalto acaban siendo los procesados y no los delincuentes", refirió.

El coordinador del PRI, Marco González, se mostró a favor de la propuesta por considerar que otorga certeza jurídica a quienes se sientan agredidos en su patrimonio.

"Lo que esperamos es darle más certeza al ciudadano que se sienta agredido pueda en su momento poder actuar de una manera más jurídicamente más fuerte y que en su momento no sea el culpable de algo que está siendo el atacado o violentado", mencionó.


dat