19 de febrero de 2014 / 02:48 a.m.

Monterrey.- Ante la liberación de siete de los aficionados rayados detenidos por agredir a un elemento de Fuerza Civil, Adrián de la Garza, procurador General de Justicia de Nuevo León, comentó que por el tipo del delito no podían mantenerlos en prisión.

"Hoy en la Audiencia de Control de Detención, la juez estimó que la detención fue excesiva y que el tiempo en que estuvieron detenidos antes de que se pusieran a disposición del Ministerio Público fue extensa", declaró el procurador al justificar la liberación de los agresores.

Ante esta situación, De la Garza aclaró que es un criterio que no comparte la Procuraduría pero acataron y mantendrán medidas cautelares como evitar que se acercaran al estadio, evitar que salgan de la ciudad e inclusive vigilarlos en caso de ser necesario.

"La Procuraduría y el Gobierno de estado va a seguir insistiendo y persiguiendo a que se sancionen estas conductas y ante esto hay una sentencia y vamos a emplear medidas precautorias para que estos muchachos no se acerquen al estadio", recalcó el funcionario.

Ante la tardanza que alegaron las autoridades para trasladar a los detenidos al Ministerio Público, el procurador informó que hay procedimientos administrativos que tienen cierto tiempo y no quiere decir que durante este periodo estén solamente en una celda.

Redacción