27 de marzo de 2014 / 04:24 p.m.

Monterrey.- Después de cubrir 80 mil pesos de gastos médicos y de comprometerse a cumplir con algunas medidas para no acercarse a los estadios de futbol, este miércoles en la noche fueron liberados los tres hinchas rayados que estaban arraigados por agredir a uno de Tigres.

Ricardo Calderas Guevara, de 19 años de edad, Juan Carlos Pérez Morales, de 23, y Miguel Ángel Garza Prieto, de 27, quedaron libres horas antes de que venciera la orden de arraigo que la Procuraduría de Justicia les aplicó el pasado mes de febrero.

Aunque ellos estaban retenidos por el delito grave de robo con violencia, lograron que el agente del Ministerio Público analizara su caso y consiguieron el perdón por parte del afectado Cruz Arvizu.

Por lo que horas antes de que concluyera la medida cautelar que cumplían arraigo, los tres rayados abandonaron la casa de seguridad.

Los tres jovencitos fueron señalados como presuntos responsables del ataque que sufrió Cruz Arvizu el pasado 1 de febrero al concluir el clásico regio en el estadio Tecnológico.

Horas después del incidente, Calderas Guevara reveló su participación en el ataque en comentarios que hizo en las redes sociales, por lo que se convirtió en el primer involucrado en el caso.

Pero fue hasta el 25 de febrero, cuando los elementos de la Agencia Estatal lo ubicaron y detuvieron en el domicilio de una de sus tías, en el Barrio Acero de ciudad Solidaridad.

Tras ser capturado, Calderas Guevara delató a sus cómplices en el hecho, pero ahora, los tres gozan de la libertad que perdieron durante casi un mes.

Con información de Yari Martínez y Dora Irene Rivera