REDACCIÓN
8 de julio de 2016 / 05:56 p.m.

Monterrey.- El líder de la Sección 50 de maestros, Guadalupe Castillo García, quedó vinculado a proceso por el fraude de 4 millones 581 mil 975 pesos que le reclaman un total real de 54 denunciantes, a quienes les descontó un seguro de vida que no pagó y por el que, supuestamente, tuvo un beneficio personal de 11 millones 400 mil pesos, pero enfrentará el juicio en libertad.

Así lo resolvió la juez de control ante quien lo presentaron, Irma Morales Medina, quien como medidas cautelares le impuso el pago de una garantía de 56 mil pesos y la obligación de presentarse a plasmar su huella digital, cada 15 días, como lo solicitó el agente del Ministerio Público.

Castillo García tiene un plazo de 10 días para cubrir la suma que le impusieron por el monto que en realidad perdieron los 54 maestros que, hasta el momento, han denunciado el fraude que presuntamente asciende a 35 millones de pesos, porque fueron 26 mil 300 sindicalizados a los que se les hizo el descuento de 77 pesos quincenales por un seguro de vida.

La juez tomó esa decisión tras escuchar los hechos narrados por el fiscal, quien detalló los pormenores de las denuncias, en la que se menciona que fue el 16 de marzo del 2014 cuando Guadalupe Castillo contrató los servicios con la empresa Seguros y Promociones Integrales.

Del convenio se desprende que a su vez esa negociación solicitó los servicios de Tona Seguros, la cual se comprometió a cubrir la póliza con un monto total de 180 mil pesos por cada uno de los asegurados que llegaran a reclamarlo.

El fiscal señaló que la póliza supuestamente tenía un plan de cobertura por 2 años, pero dejó de tener vigencia el 15 de marzo del 2015 y sin informarles nada a los interesados, Castillo García ordenó que se les siguiera descontando y se hizo hasta octubre de ese mismo año.

Para acreditar lo narrado, el representante social advirtió que cuentan con documentos y con las declaraciones de varios testigos, entre ellos, representantes de Tona Seguros quienes, supuestamente, informaron a dos de los afectados que cuando firmaron el convenio con Guadalupe Castillo le entregaron un vehículo nuevo y empezaron a hacerle un pago personal de 300 mil pesos por quincena, los cuales le hacían llegar en efectivo y esa suma asciende a los más de 11 millones que ganó.

Los testigos grabaron la conversación en la que les informaron esa situación y está anexada como prueba en la investigación que realiza la Procuraduría de Justicia.