FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
11 de mayo de 2015 / 06:44 p.m.

Monterrey.- El ejemplar de oso negro que fue capturado en el campo de golf del Club Campestre ya tiene nueva casa, pues fue liberado en las inmediaciones de la sierra del municipio de Montemorelos, donde seguramente encontrará un hábitat adecuado para su sobrevivencia.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que se trata de una hembra de unos 4 años de edad, con un peso de unos 70 kilogramos y una longitud de 1.70 metros.

Tan pronto fue liberada, la osa corrió hacia la sierra, donde seguramente hallará el alimento que le permitirá vivir sin problemas, pues la zona es considerada uno de los principales hábitats para esta especie, ya que cuenta con todas las características requeridas de agua, alimento y refugio para su subsistencia.

Se informó que le colocaron un microchip y un arete de identificación que permitirán seguirle la pista e identificarla en caso necesario.

En el comunicado, la Profepa recordó a la ciudadanía que cualquier avistamiento de oso en la zona urbana debe ser reportado para que personal especializado realice la captura sin daño para el animal, y se le pueda reubicar en una zona adecuada.