REDACCIÓN
7 de septiembre de 2016 / 08:40 p.m.

MONTERREY.- Los tres policías de Fuerza Civil involucrados en la muerte del niño que murió el sábado al recibir un balazo, cuando se encontraba en un baile vallenato en la colonia Fomerrey 24, al norte de Monterrey, sólo fueron presentados ante el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso y quedaron libres, pero bajo investigación.

Después de comparecer ante el representante social, los uniformados Miguel Alejandro Mageno Pérez, Diego Alejandro Castillo Cortés y Ammed López Hernández abandonaron las instalaciones de la fiscalía, en la que continúan bajo investigación por el homicidio de Giovanni Yahir Espinoza Torres, de 13 años.

Fuentes allegadas a las investigaciones precisaron que hay una serie de situaciones que se tienen que analizar para establecer si hubo o no responsabilidad por parte de los servidores públicos que supuestamente accionaron sus armas en contra de las personas que se encontraban en el baile, entre ellos el menor.

Confirmó que por el momento, Mageno Pérez y sus compañeros permanecen bajo investigación por los hechos ocurridos en la calle Fontaneros, número 5129, a dos cuadras del domicilio del adolescente que pereció a consecuencia de un balazo que recibió en la espalda. Dispararon sin motivo, dicen testigos

De acuerdo a las pesquisas, los asistentes al baile aseguran que los policías llegaron en dos patrullas y sin ningún motivo comenzaron a disparar en contra de todos los que se encontraban en el baile.

Los testigos mencionaron que al escuchar las detonaciones de arma de fuego, la mayoría comenzó a correr para ponerse a salvo, pero una de las balas hizo blanco en el niño que se encontraba en el baile con un amigo y uno de sus primos.