REDACCIÓN
2 de agosto de 2016 / 06:53 p.m.

MONTERREY.- El líder de la sección 50 de maestros, Guadalupe Castillo García, promovió un amparo indirecto contra el auto de vinculación que le impuso un juez de control y que lo mantiene sujeto a juicio.

Fue el juez sexto de distrito en materia penal, quien registró el juicio de garantías en el que Castillo García, quien enfrenta el juicio en libertad, y su defensa, solicitaron la protección de la justicia federal.

En dicha petición, el líder del magisterio se inconformó con la resolución que le impuso la juez Irma Morales, quien lo consideró probable responsable de un fraude de 4 millones 581 mil 975 pesos que le reclaman 54 denunciantes, a quienes les descontó un seguro de vida que no pagó y por el que, supuestamente, tuvo un beneficio personal de 11 millones 400 mil pesos.

De acuerdo a la carpeta judicial que le integra el agente del Ministerio Público, el 16 de marzo de 2014, Guadalupe Castillo contrató los servicios con la empresa Seguros y Promociones Integrales.
Esa negociación solicitó los servicios de Tona Seguros, la cual se comprometió a cubrir la póliza con un monto total de 180 mil pesos por cada uno de los asegurados que llegaran a reclamarlo.

La póliza establecía una supuesta cobertura por 2 años, pero dejó de tener vigencia el 15 de marzo del 2015 y sin informarles nada a los interesados, Castillo García ordenó que se les siguiera descontando y se hizo hasta octubre de ese mismo año.

Después de quedar imputado y vinculado por esos hechos, el líder de la sección 50 de maestros recuperó su libertad al garantizar 56 mil pesos que le impuso la juzgadora, pero ahora, pretende ganar el amparo.

Castillo García lucha por deshacerse de la acusación con la que quedó fichado, mientras los maestros afectados continúan presentando las denuncias en el CODE del Palacio de Justicia de Monterrey, porque, supuestamente, no son 54 los afectados, sino 26 mil lo que esperan justicia.