SYNDY GARCÍA
6 de abril de 2016 / 06:49 p.m.

Monterrey.- El subprocurador Anticorrupción, Ernesto Canales, fue ligado a otro caso de fraude donde una persona que presuntamente era la administradora de unas de sus empresas, fue sentenciada a cuatro años de prisión.

Pedro Alejo Rodríguez, integrante de la organización Ciudadano Empoderado, acudió a la Oficialía de Partes del Congreso para entregar un documento y solicitar al Poder Legislativo investigar varios expedientes de 2008 en donde se expone el supuesto fraude.

"Hemos encontrado como Ciudadano Empoderado, cuatro casos más en los que el fiscal Anticorrupción, tiene un patrón psicológico y de comportamiento con tendencia deshonesta.

"Traemos en este escrito, cuatro nuevos casos, descubiertos por Ciudadano Empoderado, con sentencias en firme, donde el señor (Canales) es un defraudador fiscal, donde el señor, cuando era dueño y presidente de los Café Florián, utilizó a una presta nombres y la puso como administradora única, y pasó cuatro años sentenciada por defraudación en cuatro empresas del Grupo Florián donde él era presidente y dueño, y pasó cuatro años en la cárcel Santa Martha Acatlita", expuso.

Rodríguez explicó que en las averiguaciones se expone que Canales Santos fue presidente del Consejo de Administración de las compañías Garabatos San Agustín S. A. de C. V., así como de Café Florián, en San Pedro.

Expuso que de esas empresas se ligó a una supuesta prestanombres y administradora a Estela Reyes Quiroz y/o Estela Castrejón Quiroz, quien fue sentenciada a cuatro años de prisión en la cárcel de Santa Martha Acatitla por delito de fraude fiscal.

"Basta de simulación, basta de corrupción, en este mismo escrito humildemente, los ciudadanos empoderados le pedimos al Congreso actual, se estudie la Ley de Responsabilidades a servidores públicos y se reforme la Ley", dijo.

El activista fue acompañado del diputado del PRI, Gabriel Tláloc, quien a su vez dio a conocer que cuenta con información de que otro integrante de la subprocuraduría Anticorrupción, el agente Aldo Fasci, no pasó las pruebas de confianza.