MILENIO DIGITAL | eduardo mendieta
12 de julio de 2015 / 06:14 p.m.

Monterrey.- Los dos retrasos de la Línea 3 del Metro ponen al descubierto que sólo estaba sostenida como una apuesta electoral, ante la ausencia de planeación, ingenierías, calendario de ejecución afianzados y recursos económicos para construirla y terminarla, apuntó el arquitecto Jorge Longoria Treviño.

El ex secretario de Desarrollo Urbano de Monterrey y socio fundador del despacho de arquitectos Long-Tree, criticó que el gobierno estatal "se aventó" a la aventura con una obra de construcción de esta envergadura.

"La Línea 3 solo estaba sostenida como apuesta electoral, es decir, no tienen ni la ingeniería ni los recursos y menos el calendario de ejecución afianzados, ahora todo quedó descobijado, además que no cumple como Línea 3, ya que es extensión de la Línea 2, pues, no hay estación de transbordo de cambio de líneas para que sea considerada como tal.

"Evidentemente que existe una falla de planeación y que no están los recursos al 100 por ciento asegurados. Es grave, el haberse aventurado en una obra de esa magnitud, no tener asegurada la participación federal, los recursos, esto habla de que fue una trabajo hecho a la aventura", cuestionó.

Este sábado se informó que aunque el pasado 12 de junio el titular de obras, Luis Gerardo Marroquín, aseguró que la Línea 3 se entregaría en septiembre de 2015, recientemente en una reunión de los trabajos de Transición del gobierno electo, se aceptó que sería hasta marzo 2016.

Además, Marroquín estimó que las operaciones para su uso arrancarían a mediados del siguiente año, al depender de la entrega y las pruebas de los vagones.

Ante la evidencia del retraso, el secretario reconoció que la meta de terminar la Línea 3 del Metro en 18 meses fue una propuesta "agresiva" del Estado.

Entrevistado vía telefónica, el experto en desarrollo urbano afirmó que el cambio de gobierno, donde no sigue el PRI, pone al descubierto el rezago y la forma en que trabajó la Secretaría de Obras Públicas Estatal.

"Si pensaban que tenían asegurado la continuidad de todo esto y con este cambio de gobierno independiente, pues, deja en descobijo todo lo que está bajo el escritorio.

"No hay... vamos a decir, rezagos a más frentes, hablaron de que iniciaron las obras en varios frentes, para poder acabar a tiempo y ahorita lo que estamos viendo es que todos los frentes están rezagados, y están de alguna forma complicados por alguna razón u otra", manifestó.

El propietario del despacho de Long-Tree cuestionó que los más perjudicados serán los cientos de pequeños o grandes propietarios de locales, industrias o negocios, que han sido bloqueados en su vialidad.

"Aquí los directamente perjudicados serán los pequeños o grandes comercios, bodegas y almacenes que hay por ahí, que hoy por hoy están en la penuria puesto que el Estado no contempla ningún apoyo fiscal o económico para resarcir pérdidas", criticó.