GUSTAVO MENDOZA | MILENIO DIGITAL
26 de julio de 2015 / 12:19 p.m.

Monterrey.- La oferta cultural de Monterrey y municipios cercanos se extiende por casi todo el año a través de encuentros, festivales y ferias.

Ya sea con un perfil enfocado a promover la multiculturalidad o el respeto al medio ambiente; o los destinados a promover el teatro, la música, el cine y la literatura, los festivales independientes son un complemento al calendario oficial cultural.

A decir del Sistema de Información Cultural (SIC), en Nuevo León se realizan 37 encuentros o festivales con apoyo directo de instancias municipales, del Consejo para la Cultura y las Artes del Estado (Conarte) o de Conaculta.

Un recuento hecho por MILENIO Monterrey refiere que en la entidad se realizan, al menos, 12 ciclos culturales que son organizados por ciudadanos durante todo el año.

Esta situación es destacable, tomando en cuenta el espíritu emprendedor del cual se presume en la ciudad, indicó el promotor y gestor cultural Luis Escalante.

"Creo que es un camino muy importante porque así no se dependen de las políticas culturales del gobierno, sino hacer un camino propio. En una ciudad como Monterrey, donde se reconoce a la gente por ser emprendedora, creo que estas iniciativas independientes tendrían que estar mucho más presentes", opinó Escalante.

SALIR DE LA COMODIDAD

Generar un ciclo, encuentro, festival o feria cultural parte, inicialmente por un deseo particular por cierta expresión artística, pero también para cubrir una ausencia en el quehacer cultural estatal.

Hay quienes empiezan a dar forma a su idea sin saber muy bien cómo terminará, sin embargo, con los años se vuelve un festival referente. Un caso es la Muestra Iberoamericana de Cine Fantástico y de Terror, que desde hace cinco años se realiza en Linares.

"Ya tenía una idea de cómo iba ser el festival, pero no sabía muy bien qué puertas tocar. Acá en Linares, lo que me recomendaron es que siguiera siendo una iniciativa ciudadana, y así ha seguido", relata José Meléndez Hamett, organizador de la muestra.

O también hay los que nacen bajo una demanda ciudadana, que es hacer visibles a grupos minoritarios en la ciudad: el Festival Soles de la Silla, generado a partir de difundir las culturas étnicas que conviven en Nuevo León.

"Son esfuerzos en donde se necesita del apoyo de voluntarios y de gente que quiera participar, porque sin apoyo oficial se vuelve muy complicado", indica Félix López Ruiz, integrante de Soles de la Silla.

PAPEL DE LA AC

Una salida interesante que están adoptando las agrupaciones independientes es generar una asociación civil (AC). Es a través de este recurso donde las empresas se animan a invertir económicamente, gracias a las diversas posibilidades para la deducción de impuestos.

El colectivo La Bola cultura rebotando generó su AC el año pasado para conseguir mayores apoyos, señaló Paulina Alvarado.

"El espíritu del festival es que se sobreponga el espíritu ciudadano por encima de la publicidad", apuntó.