FRANCISCO ZUÑIGA ESQUIVEL 
19 de octubre de 2016 / 09:39 a.m.

MONTERREY.- Entrar en la legalidad le costó caro a los vecinos de la colonia Pancho Villa, de Monterrey, porque ahora tienen que pagar recibos de hasta 17 mil pesos por la energía eléctrica.

No se explican cómo pueden cobrarles tanto, si en algunas casas apenas tienen un par de abanicos, el refrigerador y la televisión. Ni siquiera climas que pudieran aumentar el consumo.

Los vecinos de la colonia Pancho Villa tenían muchos años "colgados" de la luz, así que nunca pagaron nada. Pero hace unos meses, personal de la Comisión Federal de Electricidad llegó a sus casas y les ofreció que se regularizarán, con el borrón y cuenta nueva incluido, y aceptaron hacer el contrato y les pusieran el medidor.

Pero el primer recibo llegó alto. Los menores eran de 4 mil o 5 mil pesos. Otros de diez mil, doce mil y hasta 17 mil pesos.

Las quejas ante la CFE no han servido de nada. Les enviaron personal que solo vieron los medidores y les recomendaron cambiar el alambrado, por si había fugas de electricidad. Algunas vecinas se gastaron 8 mil pesos para renovar el cableado, y el siguiente recibo llegó más alto todavía.

Ahora no saben qué hacer. No pueden pagar cobros tan exagerados, en la CFE les dicen que todo está correcto, aunque en algunos casos el medidor marca consumos de mil kilowatts en una tarde, dicen los vecinos. Por eso exigen una solución.

Los afectados dicen que querían estar legalmente conectados, pero ante estos cobros tan exagerados, que de todas modos no pueden pagar aunque quisieran, no ven otra solución que volver a lo de antes.