30 de enero de 2014 / 02:06 a.m.

Monterrey.- Congelados... Así se quedaron miles de usuarios cuando llegaron a las estaciones del Metro y descubrieron que un triste centímetro de hielo en unos cables dejó sin funcionar a kilómetros y kilómetros del tren.

Para algunos el día se convirtió en una aventura, para otros en un martirio, porque había que conseguir en qué irse para llegar a tiempo a trabajar, y de plano los camiones de transporte urbano no se daban abasto.

Aparte son más lentos que el Metro y su recorrido no es tan largo. Hubo que gastar más, porque se usaron dos y hasta tres rutas distintas. Y algunos ni así llegaron a tiempo.

Fidel Burguoa Palacios tuvo suerte, porque sí alcanzó a llegar a su trabajo sin contratiempos, aunque no le gustaría que se repitiera la experiencia de este miércoles por la mañana cuando el sistema no operó porque el hielo en los cables de alimentación obstruyó el sistema eléctrico.

Mucha gente se vio afectada, y no todos lo tomaron con buen humor.

Ni modo, unos a caminar, otros a pelear como antes por un espacio en el camión y a recordar los tiempos de acrobacias colgados de la puerta, todo con tal de no quedarse.

Algunos usuarios del Metro recomendaron que tengan un plan alterno, porque si no, cada vez que haga frío se van a quedar sin metro.

De una manera u de otra, todos llegaron a su destino; unos tarde, otros cansados, y algunos hasta enojados.

Ahora, a rogar porque mejore el tiempo, o mañana, otra vez...

FRANCISCO ZÚÑIGA