7 de diciembre de 2014 / 12:47 a.m.

Monterrey.- Desde Guanajuato una familia de indígenas Chichimecas, trajo su danza al Santuario de la Virgen de Guadalupe en Monterrey.

No se trató de una danza típica de matachines, fue una danza ritual con vestimenta de piel, labios pintados de negro, penachos de plumas y calzado de gamuza.

Un tambor que resuena grave, en el pecho marca el ritmo que de ser lento acelera y evoca un llamado de batalla.

María Apolonia Ladrillero Luna, después de 20 años pagó la manda que hizo ante la Virgen, a quien le pidió la salud para su hija.

"Lo que pasa es que yo antes aquí vivía y mi hija estaba muy malita, yo le pedí mucho a virgencita que si me la componía yo iba a traer la danza de San Miguel de Allende", explicó.

El milagro asegura se cumplió, su hija ahora de 24 años también es madre de una bebé de año y medio.

"Yo le pedí mucho a mi niña, yo le digo mi niña (a la Virgen) que me ayudara que me la compusiera y ahorita gracias a Dios ella se me compuso", relató.

El orgullo de su origen, una etnia mexicana representada en cada paso y movimiento de la danza, se transmite a las nuevas generaciones, lo mismo que la fe en la Virgen de Guadalupe.

"Desde mis abuelitos, luego mi papá, ahora mi hermano y en nuestra ciudad hay danza de pluma, danza concheros, danza azteca, danza de sonaja, hay varias danzas, pero uno que tiene sus tradiciones desde pequeños empezamos", aseguró.

Lo singular de los atuendos y las expresiones vocales llamaron la atención de quienes en ese momento se dirigían a la Basílica.

Aunque para esta familia no hay nada extraño todo es parte de sus tradiciones y costumbres que se llevan en la sangre.

 

Se esperan 192 peregrinaciones el día 12

Aún quedan 6 días de peregrinar para cientos de feligreses católicos que cada día visitan la Basílica de Guadalupe.

Pero es en este fin de semana cuando más peregrinaciones toman las calles aledañas al santuario y cuando más caos vial se presenta desde los diferentes puntos de partida de los grupos.

Tan solo este sábado se registraron 182 grupos de peregrinos y desde que iniciaron el 12 de octubre se tiene registrada la participación de mil 192 peregrinaciones.

Aunque se espera que sean más de mil 500 las que en total se presenten ante el altar de la Guadalupana.

Mientras tanto los automovilistas tendrán que mantener la calma cuando les toque en su camino una de estas peregrinaciones y evitar así problemas o accidentes.

Las inmediaciones de la Basílica permanecen tomadas por los vendedores ambulantes y por lo acomoda coches que hacen su agosto en esta fiesta religiosa.

FOTO: Roberto Alanís

GUADALUPE SÁNCHEZ