23 de marzo de 2014 / 11:58 p.m.

 

Familiares de personas que se encuentran en hospitales sufren doble, por el pesar de que su ser amado está delicado y porque se enfrentan a situaciones económicas que muchas veces están fuera de su alcance.

 

Ante esto, la Comunidad Nueva Alianza de Monterrey, conformada por unas 450 personas, acuden cada domingo a las afueras de la clínica 6 del IMSS, ubicada en el municipio de San Nicolás de los Garza para llevar alimento.

 

Ayer dieron comida hasta a más de cien personas. Picadillo, frijoles, pasta, tortillas y agua de horchata fue el menú.

 

Pero primero los presentes hicieron oración por sus familiares que se encuentran internados.

 

La señora Rebeca González, agradeció el gesto a las personas que de manera altruista les llevaron de comer, pues dice que su esposo está delicado y ella se quedó sin dinero.

 

"Me quedé sin dinero, mi esposo está internado desde el jueves, imagínese el dolor que tengo y aparte sin dinero, que bueno que hay gente buena que viene y nos dice que aquí esta Dios y nos dan de comer", platicó entre lágrimas.

 

El comedor tiene seis años y medio de dar servicio cada domingo en un horario de 15:00 a las 17:00 horas.

 

El alimento lo reúnen porque cada persona lleva un kilo de frijol, pasta o depende de la comida que vayan a ofrecer a los más necesitados, dijo Nely Núñez, encargada del comedor.

 

"Decirles que nosotros también tuvimos problemas, pero hubo quien nos levantara y aquí estamos, ahora también les damos a los indigentes, las personas que se acercan con nosotros; no queremos darles un lonche, queremos darle comida, alimento como el que nosotros comemos en casa, ayudar a quienes están caídos", comentó.

 

 Marilú Oviedo