eDUARDO MENDIETAN | mILENIO DIGITAL 
10 de agosto de 2015 / 02:59 p.m.

Santiago.- El municipio de Santiago inició los trabajos de transición con la presentación del equipo del gobierno entrante a cargo de Javier Caballero Gaona, quien adelantó la implementación del modelo de Policía de Proximidad en su administración.

Durante el anuncio del arranque de transición, el munícipe sustituto, Enrique Tolentino Salazar, informó que participarán de parte de la administración municipal: José Guadalupe Lozano Alanís, secretario del Ayuntamiento; Diego Alonso Garduño Arnaud, secretario de la Contraloría Municipal; y de la Tesorería, Olga Lidia Salazar Rosales.

En el equipo de Caballero Gaona, la transición se dividirá en seis ejes y la misión será dar continuidad a los servicios públicos y atenciones que ofrece el actual gobierno santiaguense, de tal manera que la ciudadanía no resienta el cambio de estafeta.

El primer eje es el área de Gobierno y estará coordinada por Jorge Alberto Flores Tamez; el de Obras Públicas y Desarrollo Urbano será con David de la Peña Marroquín; la coordinación de Servicios Públicos Primarios será por Juan Cepeda; Desarrollo Social y Desarrollo Integral de la Familia, por Jorge Valdés de la Peña; Administración y Finanzas, a cargo de Javier Almaguer Tamez.

El eje de Seguridad Pública será coordinado por el propio alcalde electo, Caballero Gaona y el alcalde sustituto, Tolentino Salazar, mientras se incorporan las figuras que están siendo validadas para esta labor, al momento de tomar posesión del posible cargo al frente de la Policía.

"Haremos llegar la agenda con cada una de las comisiones para que esté bien planeado y organizado", a través de redes sociales en un proceso transparente, nos ponemos a su disposición para tener mucha integración, lo que buscamos es que sea un proceso transparente", señaló.

Al preguntarle en entrevista al alcalde electo si habrá algún tema en especial que pesará más que otros, el congregó los principales problemas del municipio en tres: servicios, seguridad y salud.

"Servicios públicos, especialmente la recolección de basura, que tenemos áreas de oportunidad, tenemos algunas observaciones en lo que era nuestro tiradero y tenemos que tomar decisiones y tener este problema resuelto, que nos han estado demandando, y además implementar en Santiago el modelo de Policía de Proximidad que sabemos y estamos conscientes que va implicar más contratación de policías y un aumento en el rubro de seguridad en materia financiera, pero ajustaremos otras dependencias para poder cumplir con lo que nos comprometimos.

"Servicios, seguridad y salud, todos es prioridad para los vecinos y no podemos enfocarnos a un área, tenemos muy consciente que Santiago tiene un doble compromiso: los ciudadanos y los turistas que nos visitan, (por eso) vamos a gestionar recursos extraordinarios para poder dar los servicios que nos están requiriendo que afortunadamente los turistas está regresando, (ya que) cada vez más es mayor el número que nos visita", indicó.

El alcalde electo señaló que buscará una nómina 'esbelta' –que actualmente es de 650 empleados y representa una erogación de 8 millones de pesos mensuales-, por lo que hará las revisiones que se requieran para ello.

"Se hará una revisión de las finanza actuales porque estamos conscientes de que el próximo año será uno complicado ya que habrá una reducción de participaciones federales y hacer una análisis detallado para ver las necesidades reales del municipio y obtener una nómina lo más esbelta posible", respondió el alcalde entrante.

DEUDA PUBLICA

El alcalde saliente anunció que pone a disposición de la ciudadanía la información completa que requieran para que puedan realizar su trabajo de la mejor manera posible.

"La oficina de transición está prácticamente lista, a partir de conocer los nombres de cada uno giraré el oficio que hace mención el reglamento, para que todas las dependencia procedan a poner a disposición de ustedes la información que les sea requerida", señaló Tolentino Salazar.

Indicaron que desde hace tres semanas iniciaron las reuniones de trabajo para arrancar oficialmente el proceso de transición.

Dijo que durante los tres años no se generó deuda pública nueva y sólo la heredada por anteriores administraciones que se ha estado depurando y que se ubica por un monto alrededor de los 60 millones de pesos.