16 de septiembre de 2014 / 04:38 a.m.

Monterrey.- En punto de las 22:52 horas de este lunes, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, bajó las escaleras de uno de los salones del Palacio de Gobierno para recibir de un elemento del Ejército Mexicano el lábaro patrio mexicano. Lo seguía una escolta del Ejército, y a su lado lo acompañaban su esposa, Greta Salinas y sus tres hijos.  

Rodrigo Medina tomó la bandera y salió al balcón para que miles de personas que lo estaban esperando desde temprana hora, escucharan los gritos de ‘Viva México’.

A pesar de que se pronosticaron malas condiciones climatológicas que amenazaban con estropear los festejos, la noche de este lunes se despejó por completo y retumbó con los miles de asistentes en la Explanada de los Héroes.

Medina dio cuatro campanadas, recordando aquel llamado que Miguel Hidalgo hizo a los mexicanos el 16 de septiembre de 1810, hace 2014 años, para levantarse en armas y exigir la libertad a la que estaban sometidos por los españoles.

'Adelitas' y 'Panchos' se unieron a la voz del mandatario estatal quien pronunció: "Mexicanos, Vivan los Héroes que nos dieron patria y libertad"

-"Viva", contestaron los regiomontanos.

¡"Viva Hidalgo. Viva Morelos. Viva Allende. Viva la Independencia. Viva Nuevo León. Viva México, viva México, viva México", gritó, seguido por un estruendoso "Viva México” de los presentes en la Explanada de los Héroes en el corazón de Monterrey.

El gobernador ondeó la bandera, para después cantar junto a los asistentes, el Himno Nacional Mexicano acompañado de su familia.

A las 23:00 en punto, dieron inicio los fuegos artificiales que iluminaron la Macroplaza de verde, blanco y rojo.

En el lugar se reunieron además funcionarios del gabinete estatal.

Protección Civil de Nuevo León, reportó la asistencia de entre 18 y 20 mil personas.

Tras la ceremonia de protocolo, los asistentes disfrutaron del cierre de actividades, con la música del grupo Pesado.

FOTO: Jesús Rocha 

TELEDIARIO DIGITAL