23 de octubre de 2014 / 04:14 p.m.

Monterrey.- Carros varados, encharcamientos, desborde de arroyos, fue lo que dejó la lluvia que durante dos horas y media cayó de manera intensa en algunos sectores del área metropolitana de Monterrey.

Incluso se corrió el rumor de que la presa La Boca estuvo a punto de desbordarse, aunque fueron abiertas las compuertas.

Fue a las 21:00 horas en que inició el aguacero hasta las 11:30 de la noche en que comenzó a cesar.

Uno de los muchos puntos críticos fue la avenida Morones Prieto a la altura de la estación de Bomberos Nuevo León, en San Pedro, donde el arroyo El Capitán se desbordó, por lo que algunos carros quedaron con el agua hasta la mitad.

El caos y temor no se hizo esperar entre los tripulantes de varios automóviles, ya que temían que fueran arrastrados por la corriente.

Sin embargo, gracias a la intervención de los bomberos fue que se salvaron, ya que con una máquina empujaron los vehículos hasta sacarlos del peligro.

La avenida Morones Prieto en los carriles habituales fue cerrada a la circulación, debido a los encharcamientos bajo los puentes de Pino Suárez, Cuauhtémoc y Zaragoza, entre otros cruces.

Otro de los puntos peligrosos y cerrados a la circulación en un tramo fue la avenida Rodrigo Gómez, casi frente a Penitenciaría, así como Eugenio Garza Sada, con gran cantidad de vehículos varados.

El personal de Protección Civil del Estado de Monterrey y los diversos municipios, estuvo monitoreando las áreas peligrosas, a fin de descartar cualquier incidente grave.

La lluvia tomó a muchas personas por sorpresa, ya que no se prepararon por lo que tuvieron que irse remojados a su casa o trabajo.

Hasta el momento se reporta saldo blanco.

FOTO Y TEXTO: IRAM OVIEDO