JOEL SAMPAYO | @joelsampayoc
29 de marzo de 2016 / 08:16 a.m.

Monterrey.- La lluvia, el gran bombero de la naturaleza, pareció compadecerse de las montañas de Santiago y andanadas de lloviznas y chubascos aislados se aliaron con los 200 elementos que combatían el fuego desde el miércoles de Semana Santa, por lo que para este martes el incendio ya fue controlado.

El humo que emergía incesante pareció bajar de intensidad. Irónicamente esa misma lluvia salvadora impidió que continuaran realizándose con seguridad los ataques aéreos con helicópteros, y ante la posibilidad de deslaves y resbalones, debió suspenderse temporalmente el combate en tierra con más de 200 personas, entre militares, brigadistas de Comisión Nacional Forestal, Protección Civil de Santiago y el Estado.

Unas 200 hectáreas, el equivalente de la gran plaza de Monterrey, habrían tenido afectaciones diversas. La información del gobierno estatal ha insistido en afirmar que se quemaron matorrales y hojarasca seca sin dañar árboles, pero comuneros afirman que algunas zonas en recuperación, resembradas de pinos jóvenes y medianos, quedaron calcinados.

Aquí mismo, según los testimonios, arbolado adulto había sido arrasado por otro incendio en Semana Santa del año 2008.

Incendio Santiago
Unas 200 hectáreas, el equivalente de la gran plaza de Monterrey, habrían tenido afectaciones | JOEL SAMPAYO
Incendio Santiago
En un recorrido realizado en el helicóptero de Multimedios Televisión, se observaron laderas chamuscadas junto a ondulantes caminos que conducen a cabañas | JOEL SAMPAYO
Incendio Santiago
Comuneros afirman que algunas zonas en recuperación, resembradas de pinos jóvenes y medianos, quedaron calcinados | JOEL SAMPAYO

En un recorrido realizado en el helicóptero de Multimedios Televisión, se observaron laderas chamuscadas junto a ondulantes caminos que conducen a cabañas. El Gobierno sostuvo que esas fincas fueron resguardadas a pesar que el fuego merodeaba cerca.

Un helicóptero enviado por el gobierno de San Luis Potosí, a 399 kilómetros de Monterrey, se preparaba para iniciar descargas con helibaldes durante la mañana. En un comunicado, el Estado anunció que se sumaría otra aeronave venida de Sonora.

Y otro, prestado por Tamaulipas regresó para combatir otro incendio forestal local.

Incendio Santiago

Chubascos breves pero intensos merodearon domingo y lunes sobre la zona, en crisis desde el miércoles de Semana Santa, pero no habían descargado lo suficiente para ayudar a las brigadas de 200 hombres y mujeres que lo combaten con valentía.

Fue hasta media tarde del lunes cuando una lluvia copiosa empezó a bañar la zona siniestrada.