JOEL SAMPAYO
8 de octubre de 2016 / 10:24 p.m.

MONTERREY.- Los aguaceros intensos del viernes elevaron el nivel de la presa de la boca y cubrieron los espacios de estacionamiento, mientras que la Comisión Nacional del Agua ordenó abrir una de las compuertas para desfogar unos 27 metros cúbicos por segundo.

Pero, a pesar de las limitaciones, algunos paseantes no vieron obstáculo que su pista de baile fuera un lodazal y, ambientados con una banda al más puro estilo sinaloense dejaron que la diversión invadiera el paseo.

El nivel de la presa llegó al 87 por ciento de su capacidad con 34 millones 840 mil metros cúbicos, y las aguas inhabilitaron las áreas destinadas a estacionamiento y se aproximaron al límite de lo que se conoce como "carretera vieja", un camino que conduce los merenderos y que está siete metros por abajo de la carretera nacional.

El sábado a las tres de la tarde fueron abiertas cincuenta centímetros de una de las diez compuertas para permitir expulsar el equivalente de 27 tinacos de mil litros por segundo a un vertedero a espaldas de la cortina de la presa, donde nace el río san juan e iniciar un viaje de 127 kilómetros por los municipios de Santiago, Juárez, Cadereyta y china antes de llegar a la presa el cuchillo, donde será contenida a la espera de ser utilizada para el bombeo de agua potable hacia monterrey.

Aunque el nivel del San Juan aumentó con la aportación de la presa, no fueron rebasados los vados de las comunidades de la boca y los canelos, pero los vecinos fueron alertados por protección civil de Santiago.

En tanto, los arroyos que alimentan a la presa captaron generosos volúmenes que seguramente seguirán limitando el área de estacionamiento del popular sitio de esparcimiento de los regiomontanos