13 de mayo de 2014 / 12:19 p.m.

Monterrey.- Lorenzo Zambrano Treviño, director general y presidente del Consejo de Administración de Cemex, nació el 27 de marzo de 1944 en Monterrey, Nuevo León. Era hijo de Lorenzo Zambrano Hellion y Alejandrina Treviño Madero y dejó huella no sólo en el estado, sino a nivel mundial.

El empresario de 70 años de edad, se graduó como ingeniero mecánico administrador en el Tecnológico de Monterrey,  en 1966 y obtuvo la maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Stanford en 1968.

En ese mismo año ingresó a Cemex con el cargo de gerente de la planta de Torreón, Coahuila, y gracias a su esfuerzo y dedicación en el año de 1985 fue nombrado director general, pero diez años después fue designado presidente del Consejo de Administración.

Zambrano Treviño, participó como consejero de la presidencia de Daimler Chrysler hasta el 2005, fue miembro del Consejo Consultivo de la Escuela de Negocios de Postgrado de Stanford hasta el 2006, del consejo de administración de Vitro hasta el 2007, de Alfa hasta el 2008, y de Banamex hasta abril del 2009 y del consejo de administración de Fomento Económico Mexicano (Femsa), del consejo consultivo internacional de Citigroup hasta el 2011 y formó parte de administración de IBM.

Asimismo del periodo de 1997 al 2012 fue presidente del Consejo del Tecnológico de Monterrey y miembro del Consejo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey.

El empresario recibió varios premios y reconocimientos, incluyendo el premio Woodrow Wilson de Ciudadanía Corporativa y el de Ernest C. Arbuckle de la Asociación de Alumnos Graduados de la Escuela de Posgrado de Negocios de la Universidad de Stanford.

Lorenzo Zambrano es primo hermano de Rogelio Zambrano Lozano, miembro del consejo de administración de Cemex; también primo segundo de Roberto Luis Zambrano Villarreal y tío segundo de Tomás Milmo Santos, ambos miembros del consejo de administración de la cementera

Según la revista Forbes, estimó en el 2006 al valor de sus activos en mil 800 millones de dólares y lo clasificó en el lugar número 428 entre las personas más ricas del mundo.

Bajo su mandato, Cemex creció su presencia a 50 países y a una capacidad de producción anual de 94 millones de toneladas de cemento.

Además creo el departamento de Tecnología de la información y estableció una red satelital para transmitirla información de sus filiales a la sede en Monterrey.

Aunque el empresario nunca se casó, tenía planes uno de ellos seguir al frente de Cementos Mexicanos, mientras siguiera dando buenos resultados, y otros más personales como el viajar, comprar arte y autos.

Incluso dentro de sus consejos era que siempre hay que comprar lo mejor, aunque sea caro, vale más en el futuro.

Descance en Paz, el empresario Lorenzo Zambrano Treviño.

 

Marilú Oviedo