NOTIMEX
9 de diciembre de 2015 / 08:16 a.m.

Monterrey.- Las luces para adornar el árbol de Navidad y el uso de calentadores para mitigar las bajas temperaturas, pueden ser la causa de pasar de la alegría a la tristeza por no tomar las precauciones debidas para evitar incendios.

Así lo señaló el director de Infraestructura para la Sustentabilidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Félix González Estrada, quien exhortó a la comunidad a tomar precauciones a fin de evitar tragedias por incendios durante esta época decembrina.

Con base a datos de Bomberos de Monterrey, refirió que en 2014 se registraron dos mil 762 incendios en este periodo, unos nueve incendios diarios, la mayoría por fugas de gas y cortocircuitos.

Los riesgos más frecuentes en esta temporada, agregó, son los incendios por el uso de aparatos decorativos al presentarse cortocircuitos por sobrecarga de energía eléctrica en extensiones de luz.

Ante ello, la recomendación es verificar que los cables de las luces estén en buen estado, tener cuidado al poner o quitar los focos de estas guías encendidas y evitar que los niños las toquen o introduzcan objetos metálicos en sus orificios, además se deben desconectar todas las extensiones de luces antes de ir a dormir.

Las sobrecargas eléctricas, comentó, ocurren generalmente al colocar varias series de iluminación en una misma extensión. “Poner varias series en un contacto muy probablemente ocasionará una sobrecarga y un sobrecalentamiento”.

Respecto al árbol navideño, expresó que “una de las cosas básicas para esta temporada es utilizar temporizadores que enciendan y apaguen los pinos, para que sólo se funcionen alrededor de tres horas por la noche”.

González Estrada alertó que “es riesgoso mantener encendidas las luces durante la noche dentro de la casa, puesto que puede sobrecalentarse, hacer un falso contacto o incluso uno de sus focos puede entrar en contacto con algo que puede ocasionar un incendio”.

árbol de Navidad
Un pino tarda sólo 48 segundos en consumirse tras un cortocircuito por sobrecalentamiento en las conexiones | ROBERTO ALANÍS

En este contexto, refirió que en simulacros hechos por Protección Civil de Nuevo León, un pino tarda sólo 48 segundos en consumirse tras un cortocircuito por sobrecalentamiento de sus conexiones.

En este sentido, resaltó el uso de focos led en la iluminación navideña: “son más caros, pero tienen una vida más larga y consumen menos energía que los focos normales. Además para fines estéticos, son más intensos y brillan más, pero éstos también hay que apagarlos en las madrugadas”.

Destacó el ahorro de energía que se consigue en esta época decembrina con el uso de los focos led, pues según la Comisión Federal de Electricidad, es hasta de 35 por ciento utilizándolos adecuadamente.

El especialista universitario invitó a informarse sobre el tema y adoptar la cultura de leer los instructivos de los aparatos que se utilizan en esta época, además de cerciorarse sobre la cantidad de watts que soporta una extensión.

“Un número razonable son los 500 watts, es decir que se pueden conectar hasta cuatro extensiones de 80 watts, pero un número mayor puede ocasionar algunos problemas de seguridad”, puntualizó.