JAVIER SEPÚLVEDA | MILENIO DIGITAL
29 de julio de 2015 / 08:05 a.m.

Monterrey.- El empleado de la Secretaría de Seguridad que abandonó el trabajo tras declarar sobre el robo de 50 armas, Jorge Víctor Salazar Ruiz, es considerado un ludópata por varios de sus compañeros que acudieron a la Procuraduría General de Justicia en Nuevo León (PGJNL), y quienes desde el lunes, fueron cambiados de puesto.

Salazar Ruiz, quien ya es considerado como prófugo por la PGJNL y enfrentaría imputaciones de robo de armas de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea, fue señalado como un asiduo cliente de diversos casinos.

Fuentes allegadas a la investigación revelaron que durante sus declaraciones, varios de los empleados de la Secretaría de Seguridad, que directa o indirectamente estaban relacionados con la bodega de armas, señalaron a Jorge Víctor como un consumado jugador en dichos negocios.

"Lo señalaron como alguien que con frecuencia visitaba la zona de la armería, sin tener ningún motivo de trabajo, ya que actualmente sus funciones estaban relacionadas con la asignación de citas para las pruebas de control y confianza.

"También dijeron que además de fumar demasiado, tenía otro vicio: el de la ludopatía, ya que con frecuencia sus conversaciones giraban en torno a sus constantes visitas a los casinos, e incluso sospechaban que estaba endeudado o gastaba demasiado en las casas de apuestas, ya que con frecuencia pedía dinero prestado".

La fuente reveló que hasta el momento se trabaja en varias líneas de investigación sobre el destino que podrían haber tenido las armas robadas, la mayoría de ellas pistolas escuadras calibre nueve milímetros de la marca Glock y Pietro Beretta.

Cateo Yadith
Agentes ministeriales y personal de servicios periciales catearon este lunes el domicilio del funcionario que aplicaba pruebas de control y confianza | YADITH VALDEZ

Una de ellas es que las armas habrían sido compradas por algún miembro de la delincuencia organizada que conocía el acceso de Salazar Ruiz a la armería y le hizo un encargo, ya que el número total de 50, así como el gran número de pistolas del lote sustraído, hace pensar que fue un robo bajo pedido.

Agregó que otra línea es que, debido a su gran afición por el juego en casinos, Salazar Ruiz habría robado las armas para venderlas de manera individual y gastarse el dinero en las casas de apuestas.
El vocero señaló que hasta el momento, las evidencias del video de las cámaras del cuartel de Seguridad Pública sólo han arrojado que Salazar Ruiz fue el único autor material del hurto.

Precisó que en dos diferentes fechas del presente mes de julio fue captado saliendo del pasillo que proviene de la armería llevando consigo bolsas de plástico negras, las cuales introdujo en la cajuela del vehículo que fue asegurado en el cateo del pasado lunes, en el domicilio que habitaba en Río Usumacinta 2108, del Fraccionamiento Bernardo Reyes, en Monterrey.

Empleados de la SSP cambiados de puesto

1.- Angelina del Carmen Contreras Juárez (Jefa de: Almacén, Armería, Portes de Arma, Área Jurídica, Control de Confianza y Control de Operaciones)

2.- Luis Marcos Martínez García

3.- Juan Manuel Santiago Hernández

4.- Édgar Vázquez Guerrero

5.- José Ángel Soto Pedraza

6.- Paulo César Martínez Garza

7.- Fortino Trejo Zuazua

8.- Cynthia Edith Guzmán Beltrán

9.- Norma Isabel Franco Macías

10.- Roberto Salazar Ramírez