10 de mayo de 2014 / 02:08 p.m.

Guadalupe.-  Para la señora Alma Gloria, desde hace tres años, el Día de las Madres es un día común e incluso triste, esto ante la desaparición de su hija.

La  señora Alma Gloria Rodríguez, habitante del municipio de Guadalupe, ya no festeja el día 10 de Mayo, pues lo recuerda como una triste fecha, al no saber el paradero de su primogénita.

Desde que su hija Alma Mónica Álvarez García, desapareció aquel 24 de julio del 2011 cuando regresaba de Reynosa, la vida cambió para esta madre de familia. 

Ella no pide ningún regalo ni serenatas en esta fecha, sólo pide una respuesta a las autoridades.

 Leyda Estrada