FRANCISCO CANTÚ
28 de octubre de 2015 / 06:35 a.m.

Monterrey.- Como en todos los años, cientos de católicos acudieron a cantar las mañanitas a San Judas Tadeo, conocido como el santo de las causas difíciles y desesperadas.

La iglesia que lleva su nombre, y que se encuentra ubicada sobre la calle 5 de Mayo y Vallarta, estaba al 100 por ciento de su capacidad y las filas para ingresar a escuchar la misa no terminaban.

A las 23:00 horas del martes el arzobispo de Monterrey, Monseñor Rogelio Cabrera López, dio inicio la misa que finalizó minutos después de las 00:00 horas de este miércoles, luego de que con música de mariachi, se entonaran las mañanitas.

En el altar fue colocada la reliquia de la Sábana Santa, la cual permanecerá unos días para que pueda ser observada por los fieles católicos.

Mientras tanto en el exterior decenas de personas se detenían a ver las danzas que son una ofrenda a este santo.

Los visitantes también aprovecharon para probas las comidas, sobre todo los antojitos mexicanos que eran vendidos en diferentes puestos colocados sobre la calle 5 de Mayo.

Unidades de la policía de Fuerza Civil permanecieron en todo momento a la expectativa, mientras que el personal de la Cruz Verde de Monterrey atendía a las personas que se acercaban a solicitar sus servicios.