IRAM OVIEDO | MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de agosto de 2015 / 01:01 p.m.

Monterrey.- Luego de que una madre de familia denunciara que su hija había sufrido mordidas en la guardería El Arca de Noé ubicada en el municipio de Apodaca, empleadas del lugar defendieron la imagen de la estancia infantil. 

Una de encargadas del lugar desmintió que el maltrato que sufrió la menor haya sido causado por algún adulto o alguna maestra del plantel. 

Sin embargo, la encargada admitió que las lesiones se deben a un descuido por parte del personal docente, lo cual ocasionó que otro menor mordiera a la niña.

Asimismo, personal de la guardería mencionó que están dispuestos a aclarar esta situación ante las autoridades correspondientes. 

Comentaron que ya han recibido la visita de autoridades de la Procuraduría de Justicia, pero que obviamente al tratarse de un menor no hay delito que investigar. 

Por su parte, la madre del menor que agredió a la pequeño de un año mencionó que estará a las órdenes de lo que se pueda ofrecer.