6 de mayo de 2014 / 01:25 p.m.

Monterrey.- Ante el negro panorama, la presión subió de tono, ejecuciones, emboscadas y granadazos, hace tres años esto fue lo que marcaron la agenda policial en el estado de Nuevo León, además de los atentados e intimidaciones en contra de los alcaldes.

La ex alcaldesa de Guadalupe, Ivonne Álvarez, y el ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, comentaron que cuando ellos llegaron al mando, tuvieron que lidiar con la delincuencia organizada y la desconfianza de la ciudadanía.

Ellos vivieron día con día los múltiples asesinatos que ocurrían en el estado.

"Fue cuando todos los días nos mandaban cuerpos mutilados a la Secretaría de Seguridad, a 100 metros de la Presidencia Municipal, a algunas cuadras de Guadalupe, fue el momento más duro que vivimos, cuando militarizamos", comentó Ivonne Álvarez.

Por otra parte el ex edil de San Pedro tuvo que lidiar con los diversos ataques que recibió durante su administración.

"Hubo varias gentes que anunciaron que me querían matar, todos están muertos. Tuve intentos de aventarme toda la policía de Santa Catarina, todas las patrullas juntas, tuve dos tres intentos de ellos.

"La del Negro Saldaña me la dijo el Cósul de los Estados Unidos, que había interceptado la información por sus redes de espionaje y pues encontraron que el Negro Saldaña estaba pidiendo permiso para matarme, y esa información me la hicieron llegar", mencionó Fernández.

Después de esto los dos ayuntamientos reaccionaron ante tantos ataques, Guadalupe apostó por la depuración y militarización y en cuanto a San Pedro recurrió al "grupo rudo".

"No fue fácil, nos tardamos cinco meses en que llegara un militar a poder tener la Secretaría de Seguridad, nadie quería ir a Guadalupe, todos los militares a los que les proponíamos o les presentábamos la propuesta de Guadalupe decían: no, a Guadalupe no le entro", informó Ivonne.

San Pedro por su parte no dejó que entrar los "malitos" a su municipio, así lo dijo el ex alcalde, Mauricio Fernández:

"Es más de un grupo intimidatorio, en concepto, más de su orientación está vinculada a inteligencia y a información, obviamente si te enteras de alguien que es un malito y lo más probable es que se vaya y no se quede aquí a delinquir, sabe que ya lo identificaste, es un concepto de intimidación".

Estos hechos delictivos, sólo fueron algunas de las cosas que vivieron los ediles durante su administración, ya que conforme seguían en el gobierno eran atacados constantemente por la delincuencia organizada.

José Plata