ZYNTIA VANEGAS 
17 de marzo de 2017 / 11:38 a.m.

MONTERREY.- Pese al ultimátum que dio hace meses y a que las reuniones con el Estado se mantienen, la Asociación del Transporte Público de Nuevo León no ha retirado unidades de circulación, ni recibido aumento de tarifa, ni apoyos del Gobierno como lo exigió.

"No se ha visto respuesta. Hay situaciones muy complicadas en lo económico para el sector, esperamos lograr tener alguna respuesta que atienda el costo del servicio.

La economía está complicada, hay que ver como atendemos eso. Estamos batallando. Se está complicando la situación salarial, la atención a las unidades, es difícil conseguir refacciones".

José González, presidente del organismo, insistió en que los empresarios del ramo enfrentan afectaciones que los obligarán a reducir la cantidad de camiones que prestan el servicio, pero a pregunta expresa, dijo que cuando tuviera información al respecto daría a conocer la fecha en que esto ocurriría.

"Se está batallando, se está haciendo el mayor esfuerzo para no cumplir pero lo cierto es que esta muy difícil mantenerlo. Se está apostando que vamos a tener alguna respuesta pero el riesgo de no tenerla es que nos podemos quedar sin servicio haber como le hacemos para que no se interrumpa, pero lo cierto es que ha habido un incremento del costo".

No obstante, el líder de los dueños del transporte cuestionó que se busque construir una Línea 3 del Metro pese al discurso de que no hay dinero y que las Líneas 1 y 2 aquejan problemas derivados de esto, aunado al hecho de que los camiones del Transmetro si reciben apoyo.