FRANCISCO ZÚÑIGA
6 de julio de 2016 / 07:47 p.m.

Monterrey.- Lo que parecía una marcha magisterial controlada en cuanto al recorrido, terminó cuando un grupo de manifestantes decidió enfrentar a los policías que habían establecido un cerco por las calles que recorrían, y tras pasar sobre ellos, dividieron el contingente para ir a bloquear otras avenidas y terminaron marchando por las avenidas Constitución y Morones Prieto.

Sin embargo todos llegaron de nuevo a la Explanada de los Héroes, donde los Colectivos de Maestros convocaron que el viernes por la mañana, bloquearán las oficinas de la Secretaría de Educación y de las dos Secciones sindicales.

Al principio había varios grupos que intentaron tomar el liderazgo de la protesta, pero al final decidieron salir a la calle, y con sus acciones, los docentes causaron problemas viales en todo el centro de la ciudad, pues desde temprano se cerró el área de Cuauhtémoc a Doctor Coss, y de Ruperto Martínez a Ocampo, pues el recorrido programado era Zaragoza, Padre Mier, Juárez y Juan Ignacio Ramón, para terminar de nuevo en la Explanada de los Héroes.

Un grupo de marchistas intentó seguir por Zaragoza hacia Constitución, pero Fuerza Civil colocó autobuses para bloquear el acceso, además de vallas metálicas y un grupo de elementos antimotines, que impidieron el paso. Lo mismo sucedió a lo largo de Padre Mier, e incluso cuando llegaron a Juárez.

Pero el cerco policiaco ya no fue tan fuerte en Matamoros y Juárez, donde se formó una trifulca entre policías y manifestantes, quienes finalmente lograron pasar.

Aunque los uniformados quisieron impedir que llegarán a Cuauhtémoc y a Pino Suárez, ya estaban rebasados, y los marchistas bloquearon ambas avenidas durante algunos minutos. Luego se dirigieron a Constitución, seguidos por un grupo de policías que corrían para llegar primero que ellos para evitarlo.

Maestros regresan al Centro de Monterrey
| FRANCISCO ZÚÑIGA
Maestros regresan al Centro de Monterrey
| FRANCISCO ZÚÑIGA

Ahí se integraron policías de Guadalupe que llegaron a apoyar a los uniformados, pero de todos modos no pudieron impedir que la marcha magisterial llegara a Constitución, la cual tomaron con intención de llegar a Gonzalitos.

Mientras, el otro contingente decidió seguir el recorrido original, que había marcado la Coordinadora de Regiones, que pertenece al SNTE.

Pero los disidentes ya estaban en Constitución, donde algunos maestros se sentaron o acostaron a mitad de carriles, mientras eran rodeados de policías, que no intervinieron ya; sin embargo, el cansancio apareció, y los maestros decidieron tomar el puente que sale de la avenida Pío X, para regresar a Morones Prieto.

En el camino, literalmente vaciaron los refrigeradores de todas las tiendas de conveniencia que encontraron, pues el calor y el sol ya habían apagado los gritos de muchos de los maestros.