28 de marzo de 2014 / 06:21 p.m.

Monterrey.- El vocero del estado, Jorge Domene, señaló que entre el Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina y la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, no se llegó a un acuerdo tras la reunión privada que sostuvieron, misma que dijo, se realizó a petición de Arellanes. Domene mencionó que aunque se había señalado que todo lo que se tratara en la reunión se reservaría, la alcaldesa se tuvo a bien ventilarlo.

Aseguró que muy al estilo de la munícipe, esta llegó a exigir y reclamar; entre las exigencias dijo fue una reunión mensual con el mandatario, terminar obras estatales como pavimentación. "Muy al estilo de lo que estamos acostumbrados, llegó a exigir, a reclamar, llegó a pedir cosas que en vez de ponerse a gobernar; yo diría no es necesariamente la forma de poder llegar a acuerdos. "Condicionando al gobierno nuevamente a querer tener una reunión cada mes con el gobernador, lo cual se sale de la política marca", señaló Domene. Esa exigencia, dijo es como si el gobernador quisiera ser atendido únicamente por el presidente de la República en todas las peticiones que tiene Nuevo León. Ella no tiene porque ser distinguida de los 50 alcaldes que se tienen que atender en el estado, dijo. Por lo que la respuesta del mandatario estatal, dijo fue de revisar la petición, aunque dijo están no están por encima de las agenda del mandatario.

El mismo día de la reunión, Arellanes reveló que hablaron de el proyecto del Municipio de Monterrey de habilitar como par vial las calles Arteaga y Reforma, para retirar rutas urbanas de Colón y Calzada Madero. Reunión dónde también asistió el secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra.

Guadalupe Sánchez