SYNDY GARCÍA
22 de abril de 2015 / 08:15 a.m.

MONTERREY.- Junto a sus intenciones de ir por la gubernatura, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, dejó en el abandono el programa de atención al ciudadano del municipio denominado "Línea Directa".

Aunque en el año 2013, Arellanes Cervantes logró atender seis mil 428 reportes de habitantes en Monterrey sobre inconformidades; la efectividad de respuesta disminuyó en más del 70 por ciento, atendiendo en 2014 sólo mil 859 personas de enero a junio.

El esquema de atención quedó en el olvido desde julio del año pasado, justo cinco meses antes del anuncio oficial de su plan de ir por la gubernatura vía el Partido Acción Nacional.

De julio a noviembre, reportes de Transparencia exponen que no se atendió a ningún ciudadano a través de "Línea Directa".

Si bien durante diciembre y enero hubo cambios en la titularidad del Ayuntamiento, cuando el despacho quedó a cargo de Norma Paola Mata, en ese mismo periodo tampoco se realizaron eventos en el Palacio Municipal para atender al ciudadano a través del mencionado programa.

En febrero de este año, al momento de perder toda posibilidad de ir por la silla de la gubernatura, el municipio tampoco abrió el espacio para eventos. Asimismo, en marzo del presente año no se realizaron eventos de "Línea Directa" en el Palacio de Cristal, dejando en el olvido a los ciudadanos por medio de este programa.

Según informes de la página web del municipio, el programa "Línea Directa" fue abierto por la administración para tener una canal directo de comunicación con la población, conocer la problemática que la ciudadanía y actuar de manera inmediata para mejorar la condición de los habitantes.

La alcaldesa también relegó otro de los programas para atender al ciudadano denominado "Línea Directa en tu Colonia".

El plan que contemplaba acercar un canal de comunicación a las colonias del municipio de Monterrey, dejó de funcionar desde septiembre de 2014 hasta marzo del presente año, según datos oficiales.

Pese a que en 2013 se atendieron a cuatro mil 964 personas, este proyecto fue abandonado y bajó su efectividad en casi un 40 por ciento para el 2014, atendiendo a sólo tres mil 115 personas de enero a agosto.

El único proyecto para atender al ciudadano que quedó fue el Centro Integral de Atención Ciudadana; no obstante, la cantidad de personas atendidas también han ido a la baja. Mientras en 2013 se atendieron 44 mil 89 inquietudes de regiomontanos, para 2014 el número disminuyó a 41 mil 577.

Aunado a lo anterior, uno de los pretextos para no realizar programas oficiales podría ser utilizado a partir del 7 de mayo, esto, toda vez que es el límite para que los miembros de ayuntamientos, así como los principales colaboradores, suspendan en 30 días antes de la elección los eventos públicos que impliquen inauguraciones, y/o entrega de recursos a la ciudadanía.