EDUARDO MENDIETA | MILENIO DIGITAL
21 de agosto de 2015 / 07:26 a.m.

Monterrey.- Tras saber la noticia de que Rogelio Garza Rivera fue designado como nuevo rector de la UANL, Mario Alberto Garza Castillo, uno de los siete candidatos a ocupar la misma silla universitaria, afirmó que le pesa no haber sido el elegido.

El presidente de la Comisión Estatal Electoral manifestó en entrevista que respeta la decisión que tomó la Junta de Gobierno de la Máxima Casa de Estudios.

Afirmó que continuará democratizando a la Universidad, pero como profesor e investigador y desde las aulas de la Facultad de Derechos y Criminología, de la que egresó.

"Desafortunadamente (el cargo) no cayó en mi persona, decían que yo venía con una especie de imposición, y ahora se ve a la luz de todos que era un proyecto verdaderamente autónomo al servicio del desarrollo y modernización de la UANL, sigo siendo universitario.

"Seguiré luchando por la democratización de la UANL evidentemente me pesa no haber sido electo, creo que mi proyecto implica una nueva visión, una perspectiva evolutiva de la misma Universidad, sobre todo, hay tiempo y ganas para seguir luchando", comentó el funcionario de la CEE.

Garza Castillo señaló que con "El Ranchero", como llaman a Garza Rivera, se refleja no a un candidato oficial, sino a la continuidad, ante el hecho que todos los secretarios generales que ha tenido la UANL desde hace más de 25 años, han sido designados en el cargo de rector.

Mario Castillo
Mario Garza señaló que con "El Ranchero" se refleja no a un candidato oficial, sino a la continuidad que ha tenido la UANL | LEONEL ROCHA

"No es un camino preestablecido, es un camino que se ha escogido de cierta forma por tener una cierta posición estratégica que te permite evidentemente tomar cierta fuerza y cierto control.

"Pero el camino no es lo que importa, lo que importa es la congruencia, la capacidad, lo que importa es la dimensión académica, la trayectoria, la experiencia, la vocación y la congruencia", comentó.

El aspirante autodenominado autónomo y no independiente, como lo aclaró en varias ocasiones durante su campaña proselitista, afirmó que reunía los mismos requisitos de capacidad que el que fue nombrado por la Junta de Gobierno de la Máxima Casa de Estudios.

"Independientemente de ser crítico, el que sea y el que es el rector designado, yo reunía esos requisitos, como tal vez los puede reunir él, creo que son perfiles que estamos al servicio de la Universidad, y respeto la decisión", dijo.

Asimismo, indicó que el resultado de la elección fue una decisión de la Universidad y no una intervención por parte del gobernador electo Jaime Rodríguez Caderón.

"No me atrevería a decir eso, yo apelo a la autonomía de la Universidad, no me atrevería a que hubo alguna intervención de los poderes públicos de lo que debería ser el poder público, las autoridades universitarias decidieron y tendrán sus razones, que me encantaría escucharlas. Ganó el candidato que estaba prácticamente perfilado que muchos de nosotros ya sabíamos".

Garza Castillo regresó desde este jueves a ocupar la presidencia de la CEE, luego de que concluyó su licencia que solicitó para separarse del cargo el pasado miércoles 19 de agosto.