7 de abril de 2014 / 12:41 a.m.

Monterrey.- Luego de que el pasado viernes por la mañana se diera a conocer la muerte de una mujer que pereció tras una liposucción en el Centro Quirúrgico Nogalar, las primeras indagatorias indican que los médicos responsables se dieron a la fuga.  

El cirujano Mario Savarín Ortega, así como la doctora Sonia Ángel Calderón Flores, están prófugos de la justicia, mientras que el anestesiólogo de apellido Frías, quien también participó en la intervención; no se ha presentado a declarar ante las autoridades.

Lo anterior fue dado a conocer por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), y por las declaraciones que hizo Felipe de Jesús Guerra Ávalos, médico internista en ese hospital.

A las 23:55 del miércoles se registró oficialmente la muerte de esta mujer. Guerra Ávalos dijo que el jueves a las 11:15 horas recibió una llamada para acudir en calidad de urgente al nosocomio, en donde le indicaban que la salud de una paciente se había complicado, cayendo en un paro cardiorespiratorio en el quirófano. Pese a las maniobras de resucitación, durante 45 minutos no fue posible salvarle la vida.

Martha Éricka Valdés Páez, de 32 años de edad, pudo haber fallecido por una arritmia cardiaca, un paro respiratorio, una tromboembolia o de la grasa que se había ido a los pulmones.

REDACCIÓN