MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de junio de 2016 / 10:25 p.m.

Monterrey.- A través de un comunicado, el Partido Revolucionario Institucional en el Estado, respaldó a los militantes acusados por corrupción en Nuevo León, quienes fungieron como servidores públicos durante el sexenio pasado junto al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

De esta manera, apuntaron que de acuerdo al nuevo Sistema de Justicia Penal, las acusaciones no podrían proceder ni señalar a los implicados hasta demostrarse que en efecto, se presenten pruebas que determinen que son culpables.

"El Partido Revolucionario Institucional de Nuevo León refrenda su confianza en el estado derecho y en el nuevo sistema de justicia, en el que se garantiza la presunción de inocencia de todo individuo hasta que se demuestre lo contrario", explicaron.

"Como es conocido, el ex Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y varios de quienes formaron su gabinete, son priistas reconocidos que tuvieron el privilegio de servir a Nuevo León en los momentos más difíciles de la historia reciente, con una sangrienta ola de inseguridad y el embate del huracán Alex que devastó la ciudad y otros puntos del estado", señalaron.

Además, en el comunicado reconocieron las funciones que el ex mandatario y los funcionarios realizaron durante su gestión cuando la entidad se vio en dificultades luego del Huracán Alex, siendo también reconocidos por el ex presidente de la República, Felipe Calderón.

Sin embargo, recalcaron que si las acusaciones son sustentadas y corroboradas, se debe proceder como lo marca la Ley.

"Reiteramos que quien haya cometido una falta, debe pagar por sus actos conforme a derecho.

"Mientras no haya pruebas en su contra avaladas por un juez, nuestros militantes gozan de inocencia y el PRI abogará porque se respete ese derecho constitucional, y que los procesos judiciales en marcha se ejecuten sin revanchismos, ni consignas políticas", concluyeron.